Un balcón con estilo


Los pisos son cada vez más pequeños y tú necesitas espacio para relajarte, tomar el aire o simplemente ver el horizonte. Aprovecha al máximo el balcón para tomar el aire libre en plena ciudad. La estructura del balcón y los materiales pueden ser muy diversos, pero con algo de creatividad podemos darle toque de estilo propio.

Una opción relativamente económica es pintar o embaldosar el suelo. Cuidado al mover los muebles y macetas para no rayar.
Si lo que queremos es un poco de intimidad para no ser vistos por los vecinos o simplemente cubrirnos de los rayos del sol, podemos recurrir a las cañas de bambú.
Pero la solución más utilizada para estilizar un balcón es comprando un buen toldo o una loneta acrílica para decorar y brindar privacidad al espacio.
Las flores y plantas son otra alternativa para dar un toque más vistoso al balcón, se utiliza mucho en los pueblos.

Macetas con venecitas

A tenor de la gran demanda que hemos tenido, nos vemos obligados a redactar este artículo con imágenes de macetas con venecitas. Como muchos de vosotros ya sabéis, las venecitas no son más que el nombre que recibió el antiguo Mosaico Veneciano. En su elaboración, se utilizan componentes de origen natural fundidos a temperaturas superiores a los 1400 grados centígrados. Ahí van algunas macetas con venecitas ideales para tu jardín o terraza.

Música y luz en tu jardín


Gozar de música y luz en tu jardín no quiere decir que te tengas que llevar una lámpara y un radiocasete, ahora se puede hacer gracias a una lámpara de exterior que incorpora altavoces. Tiene una frecuencia de transmisión de 836Mhz y da alcance a unos 80 metros. Emite una luz suave y funciona a base de pilas AA que pueden durar más de 6 horas.

Se puede conectar a todo tipo de aparatos electrónicos: IPod, ordenadores, televisiones, videoconsolas… Cuesta 124 euros y lo podrás adquirir en la web BoysStuff.

Clases de toldos para la terraza


Colocar un toldo en tu terraza es algo fundamental si quieres disfrutar tranquilamente sin que nada te moleste, tanto en invierno como en verano. Para que puedas escoger uno que se adapte a la perfección a tus necesidades, te presentamos unos cuantos tipos de toldos que seguro que te vendrán muy bien. Ten en cuenta que antes de escoger uno tendrás que fijarte en aspectos tan importantes como el clima de donde vives o la combinación que pueda tener con la estética de tu hogar. Ahí van unos cuantos:

Estor: Se ancla en el techo y puede situarse en dos posiciones, extendiendo sus brazos de forma separada o perpendicular a la barandilla como si fuese una persiana de tela.

De punto recto: Suele ser el toldo por excelencia tanto para los hogares como para las tiendas. Los brazos frontales abatibles se pueden proteger por muelles que lo protegen de las fuertes ventiscas.

Cofre: Los brazos o la lona están protegidos por un cajón de aluminio mientras no se utiliza. Ideal para hogares que estén expuestos a fuertes lluvias o ráfagas de viento que puedan destrozarlo.

Brazos extensibles: Son capaces de adaptarse a cualquier espacio. Los brazos se recogen bajo la tela, lo que consigue ahorrar espacio para nuestra terraza o balcón. Son los más fáciles de instalar ya que, a diferencia de los demás, no necesitan la ayuda de un especialista para instalarlos.

Monobloc: Se montan sobre una barra cuadrada que hace que la tela esté más tensa. Son muy recomendables para balcones de grandes dimensiones.