Lo rústico está de moda


El turismo rural hace ya unos años que está bastante de moda, cada vez somos más las personas que escapamos de las grandes ciudades para pasar un fin de semana en un hotelito o casa rural. Incluso una parte de la población está dejando su vida de ruido y estrés para irse a vivir a los pueblos de la sierra. El secreto del éxito del turismo rural es la posibilidad de tomar contacto con el campo y descansar en casas grandes y acogedoras. El estilo rústico es confortable y cálido, ideal para personas a quienes gusta lo tradicional.

A lo mejor el estilo rústico no es el más indicado para decorar un pequeño apartamento de la ciudad, pero quién sabe, como decimos siempre, en decoración no hay reglas y los contrastes arriesgados pueden resultar muy interesantes. De todas maneras, si tienes una casita en un pueblo o en la sierra, no la descuides y decórala al estilo rústico, no es demasiado caro y tu casa resultará mucho más agradable.

Lo primero que destaca en el estilo rústico son los materiales, que son naturales y nada sintéticos: piedra, corcho, ladrillo, barro… son los más indicados. Para los muebles, obviamente, elija madera natural como roble o pino. Además de ser muy bonitos son muy resistentes, una gran mesa de madera le dará mucha presencia al comedor. Puede completar el conjunto con sillas de hierro forjado. Una cama de hierro forjado con un gran cabecero también irá fantástica para su propósito de decorar con estilo rústico.

En cuanto a los adornos, intente buscar objetos relacionados con la naturaleza como antiguos objetos de labranza o jarrones con flores. En los mercadillos de los pueblos hay piezas muy interesantes como tallas de madera, balanzas, arados, cencerros… Tampoco hace falta que cuelgue una cabeza de ciervo en el salón para darle un estilo rústico, con unos cuantos detalles conseguirá el objetivo deseado. Además también puede jugar con los contrastes y mezclar, por ejemplo este estilo con el estilo asiático y colocar unos palos de bambú o una fuente pequeña de agua. Complete con objetos de cestería y unas velas.

Otra cosa muy importante del estilo rústico son los colores: marrón, verde, mostaza, chocolate son los que mejor le van. También es muy adecuado el color beige, ya que es natural, delicado y neutro, lo que hace que combine bien con todo lo demás. Si la casa tiene poca luz natural agradecerá unos toques de color ocre estratégicamente posesionados. De todas maneras, intente cuidar al máximo la luz natural. Y ya si tiene chimenea, será perfecto.

Decoración portuguesa en tu hogar


La decoración clásica en Portugal se estila por la mezcla armónica de diferentes estilos en el mobiliario, desde los más contemporáneos con acabados en lacas, hasta piezas de inspiración clásica, sueca y francesa. En este artículo te mostramos el estilo decorativo de la tradición portuguesa, como si presentáramos una casa de Lisboa o Sintra. Con unos acabados en laca blanca y la negra se consiguen ampliar las dimensiones del espacio. Con esto se consigue un ambiente más fresco, a la par que innovador y moderno.

Las nuevas tendencias consisten en llenar menos los espacios de muebles, es decir colocar menos, pero de mayores dimensiones y más funcionales. Al mismo tiempo, la mezcla de texturas y acabados también es fundamental para el resultado final, ya que hace que la decoración resulte mucho más acogedora y personal, algo que se nota cuando recibes vistas.

Los muebles son una clara apuesta por un estilo clásico y tradicional, especialmente en la cocina, donde los toques verdes turquesas y azules confirman su estilo campestre. Además, eso le da un carácter de casa de campo o verano, en la que se destacan los estampados florales clásicos, muy frescos y con referencias a la década de los sesenta. En la misma cocina, también se aprovecha para el reciclado del mobiliario, mezclando con muebles completamente renovados.

Por otro lado, encontramos el dormitorio, mucho más moderno y vanguardista que antaño, lo importante es que muestra una imagen sobria, eso se consigue con muebles gustavianos en maderas oscuras y acabados en brillos negros. Esta estancia, suele estar decorada en un papel vegetal, tonos piedra y telas en dorados y azul marino. El aspecto es de un toque masculino que cambiando con objetos en cerámica blanca, le aporta un estilo algo contemporáneo que gusta mucho.

Mientras que los salones suelen ser de corte clásico y vintage, ya que resultan bastante más acogedores y luminosos que los europeos, gracias al predominio de los tonos blancos, que se pueden amplificar con el uso de espejos de estilo modernista y jarrones plateados muy bonitos. Asimismo, las telas con motivos florales aportan a la estancia esa nota de color que tanto encandila a los portugueses. Estampados geométricos y florales que se combinan de un modo muy natural.

Arquitecutra islámica moderna


Una buena muestra de lo que es capaz de la arquitectura islámica moderna nos la da el Museo de Arte Islámico que está situado en Doha, Qatar. A pesar de que las influencias son de hace muchos años, han sabido adaptarse a las nuevas formas para tirar de figuras geométricas de lo más sorprendentes. Los círculos tienen un papel fundamental en el interior, mientras que en la fachada se imponen las formas cuadriculadas. A continuación puedes disfrutar de una interesante galería de imágenes que nos muestran esta creación que ha corrido a cargo de Sabhia al Khemir en colaboración con IM Pei, un respetado arquitecto estadounidense.

El estilo pop en la decoración de interiores


El estilo pop se vuelve a poner de moda en la decoración de interiores, elementos como el papel pintado y los vinilos con motivos de los años sesenta, invaden las paredes de nuestra casa haciéndola mucho más retro. Por otro lado, los estampados de flores y las figuras geométricas permiten decorar nuestra casa de una forma original, siempre combinados con tonos fuertes y llamativos, para darle ese punto alegre que caracteriza el estilo pop.

Además del papel pintado, existe una opción más sencilla para decorar las paredes, son los vinilos o gigantologías para puertas y paredes. Los podemos encontrar en el mercado de distintos colores, tamaños y motivos. Son una solución ideal para ayudar a crear un ambiente pop a tu salón, dormitorio, baño o cualquier rincón de la casa.

Para los que no se quieran complicar tanto, siempre podrán colocar cuadros y láminas de pop art, aquellos abanderados por artistas de la talla de Andy Warhol y Roy Lichtenstein: las famosas latas de Campbell, las Marilyn, las viñetas de cómic que tanto triunfaron. Todos estos complementos que recuerdan el pasado dotarán a nuestra estancia el aire pop que buscamos. También lo harán aquellos pósters de series, dibujos, grupos musicales y películas de la época.

Decoración étnica


La decoración étnica está en claro auge. El estilo decorativo étnico es una tendencia creciente en la actualidad. Consiste en la composición estética que entremezcla objetos de diversas culturas, pero sin una temática específica. Para conseguir una decoración en estilo étnico en nuetro hogar, debemos colocar en sitios visibles elementos de diversas culturas, tanto en las texturas y géneros, puede ser mobiliario o en objetos decorativos.

El uso de elementos típicos de culturas que no son cercanas es la clave para lograr este efecto estético tan interesnte. Para ello, debemos te recomendamos que consigas una buena colección de jarrones, máscaras, telares, parcas, pieles, talados y todo tipo de elementos, para disponerlos de manera apropiada en los espacios de tu casa.

Es imporante saber que en el estilo étnico suele dar prioridad la decoración de tipo oriental o la africana. Sin embargo, podemos entremezclar tendencias o estilos según la forma en que dispongamos todos los elementos que tenemos a nuestro alcance, disposición de objetos será fundamental para que cada rincón tenga el aspecto, origen o procedencia diversa.

Algunas personas eligen convertir cada habitación de la casa con un estilo específico, es algo muy creativo. En estos casos, lo más común es que las habitaciones tengan un estilo oriental mucho más sosegado y las salas o espacios comunes de estilo africano. Recuerda que la iluminación debe ser cálida y tenue, con luces direccionales hacia los objetos y con velas complementando la estancia.

Respecto a los colores que utilizaremos, la mayoría serán telúricos (tonos tierra), pero también podemos optar por beige, amarillos, marrones y rojos, que se pueden entremezclar con anaranjados y colores cremosos, siempre con el fin de resaltar las texturas. En cuanto a los materiales, la madera, la piedra natural, el mimbre, el barro y telas como lana hasta la seda, pueden coexistir perfectamente en este estilo.

Decoración ochentera


Si quieres dejar de lado la rutina, una buena forma de hacerlo es preparar una fiesta en casa. Aprovechando que la moda de los años 80 vuelve a la actualidad, podemos preparar una decoración ochentera. Te servirá para llenar tu hogar de gente, colores, fiesta, optimismo y buena música.

Una decoración ambientada en los tiempos que quedaron atrás garantizará diversión y buenos momentos para el recuerdo. Si te gusta la idea, lo primero que debes hacer es convertir el salón de tu casa en un espacio con aires retros. En cualquier fiesta una decoración original garantizará el éxito de la velada. Los salones con un aire ochentero es lo último en tendencias para el living, así que te resultará fácil encontrar alguna lámpara de mesa o alfombra típica de aquellos memorables años.

La iluminación también será fundamental para crear un ambiente mágico, deberás llenar de luz y color el ambiente con lámparas de espejos luminosas, guirnaldas divertidas que cuelguen de los cuadros o puertas y muchos globos de colores intensos que queden flotando en el aire o atados en grupos de cuatro a las esquinas o columnas del salón.

Las paredes también necesitarán vestirse de fiesta, si no te quiere liar a pegar vinilos, lo mejor que puedes hacer es colgar posters de grandes películas de aquella época. Otra idea que gustará, siempre que no tengas complejos, es pegar en el salón o en la puerta una foto tuya o de algún amigo invitado que pertenezca a aquella época a la que rindes homenaje. Las risas estarán aseguradas. Tampoco puede faltar el confeti esparcido por la mesa y el suelo. Crear este ambiente retro te transportará directamente al pasado. La decoración ayudará a recordar tiempos vividos.

Lofts con estilo industrial


Los lofts empezaron a sonar como una alternativa económica a la vivienda tradicional, pero actualmente se ha convertido en un lujoso modo de vida. Formados por espacios grandes, en los que el estilo industrial es el protagonista de la vivienda. Los techos altos son su característica principal, por los que discurren instalaciones como las del aire acondicionado o grandes focos decorativos. Para la decoración se emplean materiales fríos que contribuirán a la conservación de ese aspecto industrial que inicialmente se respiraba en la nave.

Gracias a su brillo y a la ausencia de juntas, los suelos de cemento pulido ayudan a hacer todavía más grandes los espacios. Para distinguir las diferentes estancias o dormitorios en un loft, se puede optar por usar diferentes tonalidades de pintura para el suelo de cemento. En ocasiones, debido a la frialdad de estos suelos, las alfombras son fundamentales. Son ideales para poner el punto de color al salón y además permiten separar visualmente cada espacio.

No se suelen poner muchos muebles, pero suelen ser de gran tamaño. Por otro lado, debemos evitar la colocación de una cantidad excesiva de piezas, ya que puede dar como resultado un aspecto desordenado. Es recomendable utilizar una paleta cromática reducida, pero de colores muy intensos. Por ejemplo, en la cocina y baño, son adecuados los colores brillantes, como rojos, naranjas o verdes, que contrastarán con la frialdad del hormigón y además potenciarán esa sensación de lugar aséptico que debe reinar los verdaderos lofts. Mientras que en las zonas de estar es preferible utilizar tonalidades más frías y suaves.

Los espacios se transforman en diáfanos, pero permiten vivir en un solo espacio que cubra todas nuestras necesidades. Sin embargo, hay momentos en los que necesitamos una cierta intimidad. Es por eso que la búsqueda del espacio personal dentro del compartido, en ausencia de tabiques, requiere mucha creatividad. Son viviendas ideales para personas solteras o parejas sin niños.

Estilo mediterráneo en la decoración


El estilo mediterráneo es uno de los más bonitos por su naturalidad. Consiste en una decoración que permite que el sol inunde toda la casa. Es por tanto un estilo de colores claros, que dotan al estilo mediterráneo de un ambiente de alegría y de ganas de vivir enorme. En general, se trata de una decoración relajada y cálida que transmite un poco el estilo típico de las vacaciones cerca de la playa.

Colores que ayuden a proporcionar mucha luz cómo el blanco, el aguamarina, el ocre y el verde oliva son los más recomendados para pintar las paredes. El objetivo es conseguir crear una decoración simple, sin mucha recarga de elementos, y cálida al mismo tiempo, logrando crear así un lugar donde se mezclan la fantasía y la realidad.

Lo ideal es poner suelos de madera, techos que dejan las vigas a la vista, patios interiores con azulejos o mosaicos. Todos ellos son elementos muy acordes en la decoración de estilo mediterráneo. Por otro lado, respecto a los materiales, el hierro forjado (en lámparas, espejos o marcos) también es un elemento indispensable para poder crear una decoración fresca y veraniega.

Loft minimalista


Los de JM Architecture son quienes están detrás de este proyecto tan curioso. Cojieron un viejo monasterio y lo remodelaron hasta tal punto que consiguieron crear un loft minimalista que destaca por su vistosidad y por ser de dos pisos. Cuenta con una habitación, una cocina, dos baños y un espacio de grandes dimensiones que se puede decorar con multitud de posibilidades.


La entrada principal es un hall que da buena cuenta de lo que se puede encontrar dentro de este loft. También cuenta con una escalera que está fabricada sobre una viga de acero cubierta de madera, material que está presente también en el parquet que recubre el suelo. Como se puede observar, tampoco faltan interesantes detalles para convertirlo en un espacio de lujo.


SEGUIR LEYENDO «Loft minimalista»

Salón Art decó de Mobilfresno


El estilo de decoración Art decó todavía sigue muy vivo en nuestros días. Caracterizado por las influencias del futurismo, el cubismo y el constructivismo, nos muestra una visión muy simplificada y limpia de las cosas, motivo por el que hoy en día es uno de los más reclamados por los decoradores de todo el mundo.


La empresa española Mobilfresno acaba de crear un salón de estilo Art decó que refleja a la perfección esos valores. La racionalización del espacio, las superficies geométricas con frentes curvos incluidos en los muebles, los herrajes cromados, los espejos y las líneas limpias, forman parte de esta creación.


Si quieres más información visita www.mobilfresno.com.