Formas de colocar un espejo en el baño


Por norma general, ponemos espejos en el baño por motivos únicamente funcionales ya que nos hacen falta y no les prestamos una especial atención. Lo cierto es que pueden ser un elemento decorativo fantástico y podemos elegir diseños realmente novedosos y originales para que le den un aspecto mucho más bonito a la decoración del cuarto de baño.

Cuando tenemos un espejo para el baño y le buscamos ubicación, la primera en la que pensamos es encima del lavabo, que es donde ha ido siempre, pero hay muchos otros lugares en los que se pueden poner y conseguir así un estilo mucho más bonito. Toma nota de las diferentes formas de poner un espejo en el baño:

Integrado en un mueble: Es una de las más utilizadas ya que se pone un mueble encima del lavabo que no solo te sirve para almacenar cosas sino que en sus puertas hay un espejo. Ideal para guardar lo que utilizas a diario como el cepillo de dientes, las cremas, los productos de afeitado, etc.

En la pared: También es de las opciones más utilizadas y se pone utilizando una parte de la pared para ponerlo, normalmente encima del lavabo pero que puede ser en cualquier otro lugar que sea práctico y decorativo. Puede ir colgado o incrustado, según te vaya mejor.

Espejo de mesa: Suelen ser pequeños y complementarios al espejo que tengas grande. Son muy prácticos para poder moverlos a la hora de maquillarte o peinarte. En muchos casos es mucho más útil que el de pared.

Decorativos: Puedes elegir varios de diferentes formas y formar una composición original para que sean más decorativos que funcionales. Es una opción ideal pero todo depende del espacio que tengas ya que si es una estancia muy pequeña puede no quedar bien.

Espejos de cuerpo entero: Son muy útiles si eres una persona coqueta ya que podrás verte de cuerpo entero. Ideales para cuartos de baño grandes.

Espejos frente a frente: Una muy buena opción para ganar amplitud es poner un espejo frente a otro, no tienen por qué ser del mismo tamaño ni forma. También te ayudará a ganar luminosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *