Limpiar la lona de un toldo


Las lonas de los toldos deben tener unos cuidados especiales, y se recomienda que lo primero que debes hacer es comprar una lona de calidad, ya que su mantenimiento será mucho más sencillo. Si la lona es a base de fibra acrílica teñida en masa no necesitará mucho mantenimiento ya que conserva el brillo con el paso del tiempo y además impide que se incruste el polvo u otra sustancia contaminante. Con que lo cepilles adecuadamente cada cierto tiempo será suficiente. Consulta las recomendaciones del fabricante o de la empresa que te la ha vendido para saber con qué asiduidad debes limpiarla.

Como norma general, es suficiente con limpiarla con un chorro de agua clara y pasarle un cepillo blando. Procura que el chorro no sea a una gran presión y una vez que la cepilles, deja el producto de limpieza durante cinco minutos para que actúe bien en toda la superficie. Una vez limpia, déjala secar completamente al aire libre, ya que si cierras el toldo cuando la lona todavía está húmeda es probable que se forme moho en la superficie.

Si las manchas son muy persistentes es recomendable utilizar un jabón suave del que utilizas para limpiar otros tejidos como moquetas, sillones o cortinas. Utilízalo diluido en agua templada que esté como máximo a 40ºC. Se recomienda también el uso de un impermeabilizante, ya que el jabón suele quitarle sus propiedades contra la intemperie y las manchas, pero hay muchos productos para ponerle a posteriori y que proteja igualmente de los rayos del sol o sea resistente a la caída del agua.

Estos son los consejos generales sobre cómo limpiar la lona de un toldo, pero de todas formas revisa siempre las recomendaciones del fabricante ya que hay tejidos que son más sensibles a determinados productos de limpieza.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *