Los mejores sofás de piel de Ikea


En Ikea siguen haciendo las cosas muy bien gracias a esa política de muebles low cost que tan buen resultado les está dando. Aunque cada vez es más posible encontrar mobiliario de calidad por un precio algo más elevado, los suecos saben perfectamente que la clave de su éxito radica en los reducidos precios de venta al público.

Tal vez por ello podemos disfrutar de lo lindo cuando vamos a visitar uno de los muchos laberintos que tienen construidos en varias ciudades europeas. Si lo que buscas es un buen sofá de piel, te aconsejo que prestes atención a los que te describo escuetamente a continuación:

Arild


Está disponible en 2 y 3 plazas y el precio es de 812,74 y 1.015,17 euros respectivamente. La piel es duradera y fácil de mantener. Es ideal para familias con niños. Se puede adquirir en blanco, negro, marrón oscuro y rojo.

Ikea Stockholm


Es un sofá de 3 plazas que cuesta 1524,78 euros. Es uno de los más demandados tanto por su estética como por su comodidad. La piel es gruesa y fácil de mantener. El cojín del asiento se adapta a tu cuerpo y recupera su forma cuando te levantas. Disponible en beige y marrón oscuro.

Karlstad


Sofá de 3 plazas de piel suave y resistente. Destaca por la forma de capitoné de los cojines. Cuesta 812,74 euros y disponible en una gran variedad de colores (con tapicería distinta el precio puede bajar hasta los 799 euros).

Klippan


Se trata de un sofá bastante básico de 2 plazas que cuesta 507,58 euros. Está disponible en negro y rojo y también hay una versión en piel sintética que sólo cuesta 253,28 euros.

Por último, tengo que deciros que todos los sofás de Ikea cuentan con un respaldo bastante limitado para la espalda, lo que hace que el cuello quede sin apoyo alguno. Sin embargo, la parte de las piernas es un poco más alargada de lo normal y eso hace que la forma de sentarse tenga que cambiar para que se solucione ese pequeño problema. Costumbres nórdicas que todavía no han adaptado…

Para más información podéis visitar www.ikea.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *