Mantener los electrodomésticos


Cualquier electrodoméstico o aparato eléctrico que utilizamos en nuestro hogar tiene una determinada vida útil. Sin embargo, no todos duran lo que deberían durar, pues a medida que los vamos usando se pueden descomponer o averiarse debido normalmente a que no realizamos tareas de mantenimiento. Te explicamos en las siguientes líneas cómo prolongar la vida de uso de nuestros electrodomésticos caseros, mediante unos simples consejos de cuidado y mantenimiento.

Los electrodomésticos suelen durar dependiendo de la calidad de sus materiales, pero cuando se averían antes de tiempo, suele deberse a alguna de las siguientes razones: mala manipulación, uso incorrecto, poca limpieza diaria o un cambio en la alimentación eléctrica.

La limpieza y mantenimiento será tarea fundamental para la preservación de los electrodomésticos. La acumulación de polvo y suciedad suele debilitar su resistencia, pudiendo interrumpir su correcto funcionamiento. Por eso, es conveniente darle una limpieza habitual adecuada. Respecto al uso, la mejor recomendación es leer e interpretar el manual de usuario de cada aparato eléctrico que compres. Además, podrás conocer todas las funciones y técnicas para un mejor mantenimiento.

Luego la colocación también es importante. En el caso de la nevera lo ideal es colocarla en un espacio algo ventilado y alejado de las zonas de calor. La lavadora muchas veces se estropea por un deficiente uso de los ciclos de lavado, coloca siempre la temperatura correcta para cada tipo de prenda.

Por último, en cuanto a los cambios en el voltaje, debemos intentar que las instalaciones eléctricas de nuestra casa estén en óptimas condiciones en todo momento, evitando subidas de tensión que puedan dañar los circuitos internos de los electrodomésticos. Por eso, una buena idea es mantenerlos desenchufados cuando no se estén utilizando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *