Mantenimiento de tuberías

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El mantenimiento de tuberías es fundamental para no llevarnos más de una sorpresa desagradable. Normalmente, estas tuberías rodean nuestro hogar discurriendo por el suelo o por los muros de tal forma que no las vemos. Sin embargo, están ahí y necesitan una serie de medidas de prevención para evitar que se deterioren con el paso del tiempo.

Cuando los tubos atraviesan paredes o forjados, estos se protegen mediante pasamuros que permiten su dilatación. Estos pasamuros quedan empotrados a la pared y facilitan también el paso de las canalizaciones. Los podemos alojar mediante un hueco circular vigilando siempre que el recorrido sea recto. Además, antes de picar el muro tenemos que asegurarnos de que este será capaz de soportar todo el peso. Estos pasamuros los podremos construir en paredes de yeso, hormigón o ladrillo.

Las fundas pueden ser capaces de hacer la misma función. Se pueden emplear en instalaciones empotradas o subterráneas, teniendo en cuenta siempre las dimensiones a la hora de realizar las rozas. Una capa de arena fina ayudará a que no se estropeen las fundas. Estas están fabricadas normalmente con materiales aislantes como la lana de roca o la fibra de vidrio. Asi se logra que se adapten al espacio de las tuberías sin que quede espacio libre entre ellas. Son ideales contra la corrosión, los desperfectos y las roturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *