Paredes de pizarra con imán


En el blog hemos escrito ya varias veces sobre las pinturas de pizarra, que permiten decorar las paredes de forma que sobre ellas se pueda escribir o pintar con tizas. También hemos visto los nuevos stickers con esta misma función, que facilitan el trabajo del “decorador”, y las pinturas magnéticas (a las que se les pueden colocar imanes o accesorios metálicos poco pesados).

Pero en este caso, vamos a ir un poco más allá sumando ambos productos para conseguir una pared multifuncional: pizarra + imán. Esta superficie te proporcionará un espacio inmejorable para dar rienda suelta a muchos proyectos decorativos y efímeros.

En la foto podéis ver un bonito proyecto que, aunque no corresponde precisamente a las fechas actuales (es un original calendario de adviento para Navidad), da una idea bastante buena sobre lo que se puede hacer con estos interesantes productos. En primer lugar, hay que sellar la pared con una imprimación de buena calidad para favorecer el agarre de las pinturas. La pintura magnética tiene más poder adherente cuantas más manos de ella se apliquen: tres manos como mínimo son necesarias para poder colgar los imanes. Después, bastará con dar dos manos de pintura de pizarra para conseguir el efecto buscado.

Las cajitas de la fotografía son muy ligeras y se les ha colocado dentro un pequeño imán, a la venta en ferreterías y tiendas de manualidades. También puedes usar cajas de cerillas grandes (como las de cocina) pintadas por ti. En lugar de para hacer un calendario de adviento, puedes usar las cajitas para otro tipo de funciones, o pegar con imanes fotografías, notas o lo que más te guste. La idea, ya la tienes: ahora es tu turno de desplegar tu imaginación para desarrollar tu propio proyecto, en la habitación de los niños, la cocina o donde quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *