Muros de pavés


Los muros de pavés son tabiques con bloques de vidrio muy empleados para iluminar estancias oscuras o sótanos que no tienen posibilidad de construir una nueva ventana y siempre que sea posible colocarlo en el suelo de la habitación superior.

Es tan simple con sustituir el ladrillo de una pared por bloques de pavés, un material transparente o translúcido que cuenta con una oferta de colores muy variada. Principalmente obtendremos más iluminación natural. Antes de tirar un muro al suelo, es importante confirmar no sea una pared maestra ni contenga canalizaciones de gas, agua o electricidad.

En el mercado podemos encontrar varios tipos de bloques de pavés que en su mayoría tienen forma cuadrada con dimensiones que pueden alcanzar los 20 centímetros por cada lado. Además, de dejar traspasar a luz entre las estancias, su resistencia hace que sea un buen aislante térmico y acústico. Para su colocación es necesario preparar un mortero para rellenar los huecos que quedan entre bloques, lijar las varillas y rematar las juntas.

Alisar paredes


Para que una pared quede completamente lisa y conseguir un acabado regular es necesario realizar un revoco. El tratamiento también supone el enlucido de los tabiques, de forma que queden preparados para encontrarse en el exterior, protegerlos frente a condiciones adversas como lluvia, nieve o viento. Después de revocar la superficie, podemos pintarla, empapelarla, decorarla con gotelé o alicatarla.

Mientras que en paredes de exterior, se recurre recurrir al mortero, que se emplea sobre hormigón o ladrillo. Un truco para evitar que el tabique absorba el agua del mortero es humedecerlo previamente. Recuerda que antes de aplicar el mortero en exterior hay que eliminar irregularidades y alisar juntas con el fin de evitar la aparición de grietas futuras en la pared.

Por lo general, el revoco de yeso es una técnica que se emplea en paredes de interior y que requiere trabajar con mayor rapidez puesto que el tiempo de fraguado es menor.

Azulejos de cerámica con flores

Si te gustan las flores o decoraciones florales seguro que te encanta esta colección de azulejos de cerámica con todo tipo de flores de colores. Ideal para crear ambientes tranquilos, frescos y suaves con toda la calidad que proporcionan las piezas de cerámica de poco espesor, en la cual una de las caras es vidriada y brillante con un estampado floral.

Fachadas vegetales


Las fachadas se convierten en paredes vivas con todo tipo de elementos y diseños vegetales, que permiten dotar a los edificios de una cobertura vegetal vertical integrada en su diseño.

La tendencia no es ninguna novedad, las enredaderas y otro tipo de plantas trepadoras han sido utilizadas tradicionalmente en numerosos edificios como elemento adicional y decorativo para exteriores, es como tener un jardín en la pared de la casa.

La instalación de fachadas verdes se empieza insertando en el suelo semillas que permitan el crecimiento de plantas y árboles. El fenómeno está creciendo de tal forma que numerosas empresas vislumbran un gran negocio en la instalación de estas paredes verdes en viviendas residenciales, a petición de sus dueños. Así como también tejados ajardinados. Es evidente que las ciudades necesitan más espacios verdes, y si no puede ser a lo ancho, también es posible hacerlo a lo alto.

Trucos para difuminar el color de las paredes


Si queréis difuminar el color de vuestras paredes, no os preocupéis, es más fácil de lo que pensáis. Cualquier utensilio utilizado para pintar podrá serviros para crear diferentes efectos. Diferentes técnicas harán que podáis conseguir imitar otros materiales como el mármol o la piedra. Sin duda, una manera poco costosa y sencilla de darle un toque diferente a vuestro hogar.

El trapeado o esponjado es una de las técnicas más utilizadas para este fin. Pese a que muchas veces se utiliza para destacar un color sobre un fondo pálido, también puede serviros para difuminar o retirar el color de las paredes. Un trapo bien enrollado y escurrido bastará para eliminar aquella pintura que no queráis que permanezca.

Después de aplicar la primera mano de color, tendréis que mezclar en un recipiente una parte de pintura y tres de esmalte. El esmalte podrá ser al aceite o acrílico. El primero no amarillea, cosa que el segundo sí hace con el paso del tiempo. Eso sí, gracias al aceite de linaza, se consigue una mayor calidad.

Cojeréis una brocha y pintaréis en una sola dirección con esa mezcla. Con lo que os sobre, mojaréis el trapo, lo escurriréis y empezaréis a pasarlo por la pared de abajo hacia arriba. Luego, haréis lo mismo pero de arriba hacia abajo en la zona que ha quedado sin pintar. Así conseguiréis que el punto donde se encuentran las dos zonas no sea tan evidente.

Además de hacerlo con el trapo, también podéis hacerlo con un rodillo o con una brocha de pelo corto, ahorrando tiempo y obteniendo un resultado más irregular y arrugado.

Pintura Ikea para habitaciones infantiles


Ikea acaba de presentar su nueva colección de pinturas para habitaciones infantiles. Pese a que todavía no está a la venta, se rumorea que en una semanas podríamos encontrarlas en cualquiera de los centros que tienen distribuidos por toda España.

La pintura es lavable y ha sido creada especialmente para ser utilizada en habitaciones para niños. Hay tres tipos de pinturas seleccionables según los colores: cálidos, pasteles y frescos. El producto será distinguible gracias a su envase, en el que se podrá leer «Ikea Kids».

Pinturas con agua


Pintar con agua es un truco muy utilizado para ahorrar pintura y rebajar el grado de saturación de los colores. Podemos conseguir infinidad de tonalidades mezclando la puntura base con un poco de agua. La clave está en las proporciones de la preparación.

Tonos fuerte: diluir una parte de pintura en diez de agua
Tonos suaves: 30 partes de agua por una de pintura.

La mezcla se debe realizar en un recipiente cerrado hasta diluir por completo la pintura en agua templada. Antes de pintar la superficie, conviene hacer pruebas de color para ver si es la tonalidad deseada.

Vinilos juveniles de Flor4u


Flor4u, una empresa española líder y pionera en rótulos, acaba de sacar a la luz una nueva colección con vinilos muy juveniles, con diseños atrevidos y de alta calidad. El estudio Liken Graphics BCN ha sido el encargado de crear esta maravilla de adhesivos.


Otra de las características a destacar es que se trata de modelos desglosados, que no forman un todo en sí. Se pueden adaptar a cualquier rincón, a cualquier pared a la que podamos dar un toque más moderno y juvenil. Además, se pueden hacer montajes de manera libre, siendo cada uno el que saque a relucir su imaginación decorativa.

Empapelar paredes


Empapelar paredes no es tarea complicada, sin embargo dependiendo de las zonas pueden surgir algunos problemas. El procedimiento es sencillo, lo primero que tenemos que hacer es cortar las tiras de papel necesarias, doblarlas y encolarlas sobre algún soporte. Luego desdoblamos las tiras y las fijamos en la pared por la zona encolada. Lo habitual es empezar hacia la mitad de la pared para que las tiras queden completas y reservar los cortes para las esquinas.
SEGUIR LEYENDO «Empapelar paredes»

Pixelnotes para tu oficina


Duncan Wilson, un diseñador inglés de reconocido prestigio, ha creado los Pixelnotes, una idea que va muy bien para empapelar las paredes de la oficina. Se trata de una divertida combinación de colores grises que crean una sensación distinta.


Los papeles grises que se enganchan en la pared tienen el tamaño de un post-it de toda la vida. En cada uno de esos papeles se escribe un recado y al retirarse se deja a la vista el color del papel que sigue automáticamente debajo.
SEGUIR LEYENDO «Pixelnotes para tu oficina»