Pintura monocapa


Al momento de pintar nuestra propia casa, se suele utilizar muy a menudo pintura monocapa, ya que permite con una sola mano cubrir por completo una superficie. Al ser una pintura plástica algo más espesa, una mano de este producto equivale a dos capas de una pintura convencional. Aunque dependiendo de la superficie de la pared y de la intensidad del color es recomendable pintar una segunda mano.

Se caracteriza por ser una pintura muy resistente y útil para paredes y techos tanto de interior como de exterior. El enorme ahorro de tiempo que supone este tipo de pinturas la convierte en un producto ideal para espacios que deben ser ocupados en un breve espacio de tiempo, como habitaciones de hospital, despachos o viviendas. Además, el tiempo de secado es realmente rápido, pues oscila entre 30 minutos y 3 horas. Las propiedades de la pintura monocapa permiten su aplicación con brocha, rodillo o pistola. La pintura ideal para bonitos acabados o simplemente para salir del paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *