Prevenir accidentes eléctricos en casa


Los accidentes domésticos son mucho más habituales de lo que la gente piensa, así que hay que tomar muchas precauciones para que no suceda nada grave, especialmente si hay niños en casa. Entre los distintos accidentes que puede haber, los eléctricos son los más peligrosos y los más comunes, especialmente los cortocircuitos y la electrocución.

Lo primero que hay que hacer ante un accidente eléctrico es mantener la calma y desconectar la electricidad del hogar para evitar males mayores. Lo mejor es que tomes todas las precauciones necesarias para prevenir accidentes eléctricos:

– Cuando vayas a utilizar cualquier aparato eléctrico, asegúrate de que tienes las manos secas y que no estás descalza, especialmente si hay humedad ya que podría darte un calambre.

– La distancia entre los enchufes y las tomas de agua tiene que ser de al menos un metro. A pesar de que tengas enchufes en el baño o la cocina, asegúrate de mantener esa distancia con todos los grifos ya que de lo contrario el agua podría salpicar los enchufes.

– Los electrodomésticos tampoco deben utilizarse cerca de los grifos ni de zonas como el fregadero en las que suele haber agua.

– Cuando vayas a manipular cualquier toma eléctrica, como por ejemplo cambiar una bombilla, corta el suministro para que no haya corriente que pueda darte un buen susto.

– Al desenchufar cualquier aparato eléctrico hazlo siempre tirando de la clavija aislante. Nunca desenchufes nada tirando del cable ya que puede quedar electricidad acumulada y haber riesgo de electrocución.

– Nunca utilices aparatos eléctricos que tengan los cables defectuosos o pelado o clavijas que estén deterioradas y que no aseguren un aislamiento total. Mucho cuidado también con los enchufes rotos ya que la electricidad puede salirse.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *