¿Qué factores influyen en el consumo de un aire acondicionado?

Mitsubishi
Como seguramente ya sabrás, una de las mejores soluciones para climatizar cualquier estancia es la que nos ofrece un aire acondicionado. Uno de los principales motivos tiene que ver con eficiencia energética, que nos permite hablar de consumos que contribuyen a una reducción en la factura de la luz si lo comparamos con otros sistemas de climatización.

Aunque el precio de aire acondicionado es de lo que más nos suele preocupar, también tenemos que fijarnos en una serie de factores que influyen de forma positiva y negativa en el consumo del aparato que decidamos instalar en casa. De ello te hablamos en este artículo, por lo que te recomendamos tomar nota de todo lo que viene a continuación.

Factores externos

Podemos empezar hablando de aquellos factores que nada tienen que ver con el aparato de aire acondicionado que tenemos instalado. Uno de los más importantes es sin duda alguna la ubicación del mismo, así como también la orientación. No menos importante es el aislamiento térmico de la estancia en la que se encuentre, ya que las filtraciones de aire hacen que tenga que trabajar más, y por tanto elevan el consumo por encima de lo deseable.

Evidentemente, nosotros también podemos tener parte de culpa en el consumo del aire acondicionado, puesto que la temperatura fijada puede afectar en gran medida a la cantidad de trabajo que se le solicita al aparato.

Eficiencia del aparato de aire acondicionado

La potencia y la capacidad de refrigeración suelen ser un indicador de lo eficiente que puede llegar a ser un aire acondicionado, aunque en realidad son otros factores los que realmente determinan su eficiencia.

La etiqueta de eficiencia energética es una de nuestras mayores aliadas. ¿Por qué? Pues porque nos habla de rendimiento a través de la clase que indica. Cuanto mejor sea la clase (más cercana a la A), menor será el consumo de energía del aparato. Se trata de una clasificación que se divide en colores y letras para que tengamos más claro qué aparatos son los más eficientes. De las letras A a la C hablamos de un buen nivel de eficiencia, siendo el mejor de todos el A+++. Las letras D y E indican un consumo moderado, mientras que las letras F y G son las que asociamos a un consumo alto.

Mitsubishi
Hay que decir que es importante que el aire acondicionado funcione de forma correcta para garantizar un buen nivel de eficiencia. Si opera fuera de rango se produce un problema que puede estar asociado a un subenfriamiento o sobrecalentamiento, algo que sin lugar a dudas afecta a la eficiencia que se puede llegar a lograr. Por ello, un buen mantenimiento es esencial, lo que implica revisar que todo funciona correctamente justo antes de que empiece el verano. Con ello reducimos el riesgo de problemas inesperados y tenemos la garantía de que mantiene intacta su eficiencia.

La tecnología inverter llegó hace muchos años para quedarse. Más que nada por el ahorro de energía que es capaz de proporcionar, ya que en una casa con un buen aislamiento permite que el aire funcione a baja potencia manteniendo la temperatura interior. Por ello, es una tecnología que conviene que esté incluida en el aparato que vayamos a comprar.

Hoy en día también hay que destacar otras tecnologías como la función i-save, que permite tener disponibles tanto las opciones como las configuraciones del aire acondicionado que deseamos. Eso nos ayuda a ahorrar tiempo y a utilizar el aparato como es debido, mejorando también su eficiencia.

Otra función que mejora considerablemente la eficiencia es la que está relacionada con la tecnología 3D I-see Sensor. Se trata de un sensor muy potente que es capaz de detectar los desequilibrios que puedan originarse en la estancia para actuar lo más rápido posible, todo ello con el objetivo de mantener una buena temperatura.

Además, gracias al control wifi que muchos los equipos más avanzados tienen integrado de serie, podemos fijar la temperatura ideal antes de llegar a casa o apagar el aire estés donde estés, por ejemplo, si olvidaste apagarlo y estás fuera de casa o no encuentras el mando a distancia, lo que te ayudará a reducir la factura de la luz a final de mes.

Refrigeración y calefacción

Hay que distinguir entre refrigeración y calefacción. La refrigeración se mide por el índice de eficiencia energética (EER), que es la relación que se obtiene al comparar la energía que se produce con la que se consume. Cuanto mayor sea el EER mejor, ya que significará que el aire acondicionado es más eficiente.

Por otro lado, la calefacción tiene como medida el coeficiente de rendimiento (COP), que también es una relación que viene dada por la energía que se produce y la que se consume. En este caso también hay que buscar un aparato con un COP elevado para garantizar una buena eficiencia energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.