Recupera las paredes de tu casa


Con el paso del tiempo o por su uso, todos tenemos algunos problemas con el aspecto las paredes de nuestro hogar. En ocasiones pueden aparecer ciertas marcas o imperfecciones que pueden arruinar la decoración del ambiente. Pero cada problema siempre tiene una solución para recuperar el aspecto de las paredes.

El descascaramiento se suele producir por la acumulación de varias capas de pintura o por la aplicación sobre elmismo polvo, grasa o humedad. Para corregir debemos retirar los restos de pintura con una lija o espátula hasta conseguir una base firme. Luego limpiar la superficie, aplicar un fijador al aceite y finalmente proceder a pintar.

Si encontramos hongos en las pareces, suelen ser causados por la existencia de humedad, mala ventilación o cambios de temperaturas. Para solucionar primero debes reparar el problema de la humedad, luego puedes lavar la pared con agua detergente y enjuagar.

Si el empapelado está deteriorado, lo recomendable es cambiarlo completamente. Primero debes quitar el empapelado con un trapo con agua caliente y una espátula. Eliminar el exceso de adhesivo y dejar secar antes de volver a empapelar.

Para solucionar las rajaduras y grietas de la pared que se suelen originar por movimientos estructurales en la construcción, deberás reparar las grietas con selladores plásticos, pero nunca con silicona. Si la grieta es muy grande, antes comprueba que la pared mantenga su estabilidad, de lo contrarío deberás hacer obras.

Las arrugas suelen aparecer cuando durante el proceso de pintado, se dejó poco tiempo de secado entre las distintas capas. También, pueden ser visibles si la superficie se pinta a temperaturas extremas. La solución consiste en eliminar la pintura desprendida con una espátula o cepillo de alambre, lavar con agua la superficie y finalmente pintar de nuevo.

El problema del caleo aparece cuando se produce una descomposición de una película de pintura por los rayos del Sol, deteriorando de la superficie y formando unas especie de polvo suelto. Para resolver basta con lavar la pared con agua, dejar secar y aplicar una mano de sellado penetrante de aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *