Salón de estilo rústico


El estilo rústico es uno de los estilos decorativos que más éxito tienen, especialmente si tienes una casa en el campo o un piso antiguo, aunque cada vez se ve en más hogares. Es un estilo que puedes combinar a la perfección con otros y no es necesario que tengas toda la casa de estilo rústico sino que puedes darle este ambiente tan especial a una estancia en particular y en las demás tener cualquier otro. Hoy me gustaría centrarme en los salones rústicos y en sus características, así que toma nota y conseguirás uno ideal:

Algunas consideraciones

– El objetivo de los salones rústicos, y de cualquier otro salón, es poder ofrecerte comodidad y calidez, ya que cuando estás allí es para poder relajarte y descansar un ratito viendo la tele o leyendo después de un día de descanso.

– En un salón rústico nunca habrá muchos elementos decorativos que sobrecarguen el ambiente ni tampoco figuras que sean demasiado estrambóticas. La decoración aquí ha de regirse por elementos tradicionales y rurales.

– Introduce elementos como una alfombra de piel, muebles de madera en colores crudos, sofás de cuero envejecidos o alguna chimenea de piedra o materiales artificiales que la imiten. Todos ellos son elementos primordiales para poder lucir un estilo rústico perfecto.

– En el estilo rústico siempre predominan la piedra y la madera, aunque poco a poco se han ido introduciendo otros materiales y hoy en día puedes ver excelentes combinaciones de esos materiales con otros como los azulejos.

– En cuanto a los colores, los tonos claros en las paredes y los oscuros en los muebles es la mejor combinación, aunque siempre puedes jugar con ellos y combinar la pared con los muebles jugando con los diversos tonos de la misma gama de colores, como en la fotografía.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *