Suelos de bambú


Los suelos de bambú son una opción que cada vez gana má adeptos. La madera de bambú es muy original, aporta calidez, resistencia y algo de exotismo que se encuentra a faltar en otros materiales. Se pueden utilizar en zonas donde haya mucho tránsito, tanto en un hogar como en una oficina.

Su dureza es muy parecida a la del roble, aunque eso también variará dependiendo del tipo de veta o de si ha sido vaporizado. Como es un material natural, no se puede garantizar al 100% que todas las piezas cuenten con las mismas características. Lo único que se sabe es que cuanto más densas sean las láminas más duraderas serán.


Su instalación es muy sencilla y es oportuna para cualquier tipo de suelo, incluso en aquellos con calefacción radiante, siempre y cuando se vaya con cuidado para que no se esterilicen las variaciones de temperatura y aparezcan grietas.

En el mercado hay una gran variedad de texturas y tonalidades a elegir, tal y como podéis ver en las imágenes. Se pueden instalar con tablas machihembradas o flotantes, y hasta cabe la posibilidad de adquirir zócalos o rodapiés, frisos y muebles fabricados con bambú.

Mantenimiento

Lo más recomendable es utilizar humidificadores, ventilar las ventanas y fregar con agua tibia escurrida. El objetivo no es otro que el de minimizar la falta de humedad en el ambiente. Esta puede provocar grietas o fisuras en la madera que al pasar se manifestarán con un crujido. Es importante tener en cuenta estas recomendaciones especialmente en invierno, cuando la calefacción puede resecar el ambiente. Además, se pueden utilizar productos específicos para el bambú después de pasar un trapo y una mopa para eliminar el polvo acumulado.

Suelos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *