Cómo usar cola de contacto


La cola de contacto de emplea mucho en carpintería incluso para enganchar dos materiales distintos mediante un doble encolado que reacciona de forma inmediata. Estos pegamentos son preparados líquidos compuestos a base de caucho sintético, también se conocen como adhesivo de doble encolado. Son realmente útiles para pegar espumas plásticas, enchapados, estratificados, paneles metálicos.

También puede adherir dos materiales diferentes como el corcho y el yeso o el metal y la madera. La capacidad adhesiva de las colas de contacto es tremendamente potente, por eso antes de emplearlas es fundamental conocer algunas de sus particularidades para garantizar un encolado duradero. Al mismo tiempo, es fundamental respetar los tiempos de secado, entre 15 y 30 minutos.

Uno de los inconvenientes más comunes durante su manipulación es que se suele derramar y se forman rebabas e hilos que dificultan el trabajo. Para evitar precisamente eso, es preferible decantarse por fórmulas tixotrópicas cuya apariencia se asemeja a la gelatina, lo que facilita en gran medida la operación.

Por otro lado, los aerosoles que contienen cola de contacto son otro formato cada vez más popular por su empleo sencillo y limpio, aunque su capacidad adhesiva es algo inferior. Recuerda que para un pegado correcta y duradero, las colas de contacto precisan un encolado doble, ed decir el producto se debe aplicar en las dos piezas que se van a unir. Si el soporte es poroso, se debe añadir un poco más de cola que de lo normal.