Tipos de estufas eléctricas


Con el frío que hace últimamente la verdad es que a diario tengo puesta la calefacción, y como yo me imagino que casi todo el mundo ya que las temperaturas están siendo bajas en todo el país. Es por eso que hay que encontrar elementos que puedan proporcionarnos calor, que no consuman mucho y que además estéticamente encajen bien en la decoración del hogar.

Una de las mejores opciones son las estufas eléctricas, que consumirán más o menos dependiendo del tipo que sea pero que ciertamente proporcionan mucho calorcito a cualquier estancia. Toma nota de los tipos de estufas eléctricas:

Estufas de cuarzo: Son las más sencillas de todas las que nos encontramos eléctricas. Suelen ser pequeñas, lo que las convierte en ideales para estancias de espacio reducido como el cuarto de baño.

Estufas halógenas: Funcionan a través de radiación y gracias a sus barras halógenas. Muchas de ellas tienen un control remoto para que puedas subir o bajar la temperatura o incluso apagarla sin necesidad de levantarte. Es muy segura ante el roce y no contamina ni consume oxígeno de la estancia en la que está.

Estufas turbo calefactor: No se suelen utilizar mucho en los hogares aunque también son idóneas para ello. Son muy efectivas en zonas amplias y al aire libre como patios, por eso se utilizan más en empresas o naves industriales. Tienen forma cilíndrica y emiten el calor a través de gas o de forma eléctrica.

Estufas con aceite: Son una de las más utilizadas en cualquier hogar y las conocerás probablemente como radiadores. Aunque son eléctricas combustionan gracias al aceite que va en su interior. Dan mucho calor así que son perfectas para todo tipo de estancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *