Tipos de mesas plegables


En lo que a decoración se refiere siempre estamos buscando la manera de poder ahorrar espacio pero poder disfrutar igualmente de comodidades, algo que cuando tu casa es pequeña no suele ser muy fácil de conseguir. De todas formas, aunque tengas un piso pequeño hay muchos truquitos para conseguir que parezca más grande y además poder utilizar muebles que te ayuden a ahorrar espacio cuando no los vas a utilizar.

Uno de esos elementos son las mesas plegables, ideales para ponerlas únicamente cuando las vas a necesitar y así poder ocupar ese espacio con otros elementos el resto del tiempo, o simplemente dejarlo vacío para que la estancia parezca más amplia. También son muy útiles en el jardín ya que no tendrán que estar siempre a la vista y podrás sacarlas únicamente cuando las necesites. Toma nota de los tipos de mesas plegables:

Mesas de jardín: Son las que más se suelen ver en este espacio abierto a no ser que tengas montado un merendero o una terraza con mesa, banquitos, etc. Para el jardín son ideales las mesas de plástico o de madera ya que soportan mejor las condiciones climatológicas tanto si hace calor como si hace frío o llueve.

Mesas de cocina: También valen para el comedor y son ideales si cualquiera de las dos estancias es pequeña ya que no estarán “incordiando” cuando no sea la hora de comer. Pueden ser en diversos materiales y también con diseños más elaborados que si son de jardín para que el aspecto final sea mucho más bonito, algo que siempre se necesita en un comedor o cocina.

Mesas de estudio: En este caso te servirán para estudiar o trabajar cuando sea necesario, especialmente en casos en los que necesites una mesa adicional para realizar determinados trabajos de vez en cuando, ya que si es para todos los días no te compensa mucho al tener que estar abriendo y cerrando la mesa a diario.

2 comentarios

  1. Hola Mario,

    Nosotros no vendemos productos. Para comprar mesas plegables tendrás que consultar páginas web como las de IKEA, Conforama, Muebles Boom, etc.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *