Tipos de papel pintado para revestimiento


Durante mucho tiempo, el papel pintado has sido el revestimiento de referencia para decorar las paredes en casi todas las casas. A pesar del éxito de la pintura, ahora este elemento ha resurgido como tendencia, gracias a la variedad de materiales y diversidad de las técnicas de colocación. Actualmente, antes de comprar un papel pintado, no es suficiente con fijarse en su diseño, también deberemos considerar otros aspectos. La gama de papeles pintados es bastante extensa. En el mercado podemos encontrar una enorme diversidad de texturas, colores y diseños que se suelen clasificar en tres categorías:

Gofrado: Papel tradicional compuesto por una sola capa de papel sobre la que se estampa o graba el diseño. Ideal para decorar dormitorios o salones que no tengan demasiado tránsito.
Flocado: Se caracterizan por tener relieve. Pueden imitar la textura del terciopelo, los podemos encontrar recubiertos de corcho o de hojas metalizadas. Al ser más gruesos, aguantan mejor con el tiempo.
Vinílico: Papel recubierto por una capa de vinilo impreso, lo que le proporciona una mayor resistencia e impermeable. Tiene la gran ventaja de que muchos se comercializan preencolados. Son apropiados para revestir las paredes de cocinas y baños.


Recuerda que en el momento de elegir el papel pintado, a parte de seleccionar el diseño o estampado que más nos guste, es fundamental centrar la atención en las propias características del revestimiento. Debes revisar la resistencia del papel a la luz, la forma de aplicar el papel sobre la pared, el tipo de unión que requiere y la forma en que se puede limpiar o lavar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *