Vidrio de seguridad: todo lo que debes saber

vidrio
Si nos fijamos, el uso del vidrio y el cristal ha variado enormemente en las últimas décadas. Lejos ha quedado esa época en la que estos materiales se usaban únicamente para las ventanas de un hogar o establecimiento. Con la llegada del vidrio de seguridad, este material pasó directamente a formar parte de los materiales de construcción. Con él es posible crear instalaciones de vidrio en paredes, techos, suelo o incluso en elementos decorativos sin tener miedo a las roturas. Es más, incluso podemos dejar a un lado la idea de que el vidrio únicamente es transparente, pues actualmente encontramos un sinfín de opciones en cuanto a vidrio de colores se refiere, esto abre toda una posibilidad dentro de la decoración. Por otro lado, debemos olvidarnos de esa idea de que el vidrio es un material poco seguro. Los cristales templados de seguridad pueden ser un factor determinante dentro de la seguridad de un local, por ejemplo.

Qué es el vidrio de seguridad

El vidrio de seguridad es un vidrio diseñado con unas características especiales. Un material que puede resistir todo tipo de golpe o impacto y para que en el caso de que ese impacto sea realmente grande, no se produzca una rotura que pueda suponer un peligro ni cause heridas a las personas que están cerca.

Por tanto, no podemos decir que un vidrio de seguridad es irrompible, pero sí podemos decir que su uso, además de dificultar esta rotura, evita que podamos encontrarnos con heridas graves, algo que no sucedería con un vidrio simple.

Usos y ventajas del vidrio de seguridad

Como podremos entender, este vidrio de seguridad y sus características hacen que sea realmente interesante en determinados lugares. Podemos observar cuáles son sus ventajas respecto al vidrio monolítico, por ejemplo.

Hablamos de un vidrio muchísimo más resistente que es mucho más difícil de romper. En caso de rotura evitaremos cortes, algo que no está asegurado con un vidrio simple.

Además de todo esto, el vidrio de seguridad es un excelente aislante acústico. Si lo combinamos con un perfil de calidad, podremos disminuir enormemente el ruido que hay en el exterior o incluso aislar el ruido interior al exterior.

Este vidrio sirve también como gran aislante térmico. Unas ventanas o cerramiento con vidrio de seguridad aumenta la eficiencia energética de cualquier vivienda o local.

En cuanto a su capacidad decorativa, podemos decir que se trata de una solución excelente para poder dividir los espacios sin restar luminosidad. Esto crea posibilidades estilísticas muy interesantes en las que los espacios se separan visualmente, pero siguen contando con esa sensación de amplitud.

Teniendo en cuenta todas estas ventajas, podemos hablar un poco de los usos más comunes en la actualidad. Este vidrio de seguridad se usa tanto en interiores como en exteriores, sobre todo en aquellos que pueden ser susceptibles de sufrir algún tipo de impacto.

Es un material muy usado en cerramientos, en ventanales, puertas y en escaparates. Además, también se emplea a la hora de construir barandillas en escaleras o terrazas, así como en mamparas divisorias.

Podemos ver suelos acristalados de vidrio de seguridad e incluso mobiliario hecho con este material; y es que su resistencia es más que evidente.

Tipos de vidrio de seguridad

¿Todos los vidrios de seguridad son iguales? No, lo cierto es que no. Vamos a encontrarnos principalmente con dos opciones, el vidrio laminado de seguridad y el vidrio templado.

El vidrio laminado de seguridad se crea con la superposición de dos o más capas de vidrio. Estas capas se intercalan con láminas de PVB que se adhieren.

Como ventaja, debemos hablar de que el PVB (butiral de polivinilo) es un material realmente elástico que traslada esa elasticidad al vidrio. Esto consigue que obtengamos un vidrio altamente resistente a los impactos y golpes, pues absorbe perfectamente la energía de los golpes.

En los vidrios laminados de seguridad, su dureza estará condicionada por el número de capas y espesor de las mismas. Es posible encontrar vidrios menos resistentes hasta vidrios especiales antichoque, antibalas o incluso antiexplosiones.

Por otro lado tendríamos el vidrio templado de seguridad. La seguridad en estos casos la encontramos por el proceso térmico que enfría el vidrio cuando alcanza los 600º. Este proceso de templado hace que las superficies exteriores se sitúen en compresión, mientras que las internas estén en tracción, es ahí dónde encontramos la resistencia, además de que en un momento dado el cristal no se astillará y se romperá en fragmentos mínimos que no supondrán un riesgo.

Conclusión

Proteger nuestras viviendas del ruido, del frío o del calor es importante. También lo es protegerlas de extraños que quieran entrar en ellas o incluso de esos accidentes que pueden hacer que un cristal salte por los aire. De esta forma, la instalación de un buen cristal de seguridad es una de las opciones más seguras para nosotros, nuestra casa y nuestra familia. Eso sí, siempre es importante contar con profesionales del sector, como Vidrios Coruña, que llevan 17 años trabajando en el mundo del vidrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.