Cómo forrar las paredes con tela

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

paredes de tela
Quizá te parezca algo raro, pero las paredes también se pueden forrar con tela. Se trata de un procedimiento moderno que aconsejan muchos decoradores de interiores para darle colorido a las habitaciones a la vez que les aportas algo de textura. Si quieres probar algo diferente, entonces ésta es una de las técnicas que deberías introducir en tu hogar. En las siguientes líneas te guiamos para que forres las paredes con tela.

Antes de hacer nada piensa bien qué estilo le quieres dar a la habitación. Cuando lo hayas decidido escoge el diseño de la tela. Intenta que no tenga dibujos muy elaborados. Si no eres un experto en la colocación de tela en la pared, conviene optar por telas sencillas para asegurarte que coincida cada trozo de tela una vez colocado.

Paso a paso

Como verás, la tela es muy endeble para poder colocarla en la pared. Por lo que necesitarás endurecer el tejido una vez lo pegues en la pared. En la misma tienda donde adquieras el material seguro que venden productos para endurecer el tejido, son como una especie de cola transparente que se pincela encima de la tela.

Una vez tengas el endurecedor de telas, una brocha y pegamento para empapela, mide la pared y recorta los trozos de tela para empezar a forrarla. Se recomienda recortar algunos centímetros extra de material. Esto es muy útil sobre todo a la hora de rodear enchufes o ventanas. Una vez el pegamento se seque, mides con una regla y recortas el material sobrante con un cúter.

material para forrar la pared
Coge una brocha y úntala de pegamento para empapelar. Pasa la brocha por toda la pared. Si hace mucho calor en la habitación, tendrás que darte prisa para que no se seque el pegamento antes de empezar a poner la tela encima.

A continuación, adhiere con cuidado las bandas de tela a la pared. Para evitar que se formen burbujas al pegarlas, pasa después una espátula por encima para alisar la superficie pegada.

Una vez lo hayas hecho, aplica el endurecedor de tejido que has comprado. La tela quedará mejor y más pegada a la pared tras usar este producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *