10 preguntas que deberías hacerte antes de comprar un piso

pareja-buscando-piso
No hay compra más importante en la vida de una persona que la de su vivienda. Aunque para unos pocos no sea así porque se dedican a especular con la compra y venta a modo de negocio, lo cierto es que la mayoría de los mortales tenemos muchas dudas a la hora de dar el “sí quiero” por miedo a equivocarnos.

Para que lo tengas un poco más claro he decidido redactar este artículo con 10 preguntas que considero que son imprescindibles. Si puedes responderlas todas sin titubeos, estarás en disposición de dar un paso al frente en cuanto encuentres un piso que cumple con los requisitos que exiges y está dentro del presupuesto que deberías fijar de antemano.

1- ¿Quieres vivir en el centro o no te importa vivir en las afueras?

Vivir en el centro suele ser lo mejor, a menos que consideres que hay demasiado bullicio. Es por ello que los pisos se venden a precios más elevados, motivo por el cual solemos ampliar nuestro radio de búsqueda abarcando otros barrios en los que es más fácil acceder a una vivienda.

2- ¿Quieres que el piso sea nuevo?

Otra decisión importante tiene que ver con el estado del piso. Los de obra nueva son más caros y están grabados con IVA, mientras que el resto suelen venderse a un precio más bajo en igualdad de características. Sopesa la posibilidad de comprar una vivienda antigua para posteriormente reformarla, ya que es probable que te salga más a cuenta que comprar un piso nuevo. Eso sí, haz números de la hipotética reforma para no pillarte los dedos.

piso-nuevo

3- ¿Cuántas habitaciones necesitas?

En función de tu situación actual y de tus planes de futuro, es probable que necesites tres o cuatro habitaciones en vez de dos. Para una pareja que no quiere tener hijos le vale con un par de habitaciones, mientras que una familia con hijos o que planea tener hijos siempre se fija en los de tres habitaciones para arriba.

4- ¿De cuántos metros cuadrados quieres que sea?

Lo de las habitaciones va muy relacionado con los metros cuadrados. Cuantas más personas vayan a vivir en el piso, más metros cuadrados se necesitan. Hoy en día se construyen pisos pequeños y lo normal es moverse entre los 70 y los 90 metros cuadrados. Como es lógico, cuanto más pequeño sea más económico será, ya que las inmobiliarias suelen mostrar los precios por metro cuadrado a modo de vara de medir.

5- ¿Te importa vivir en un bloque con muchos vecinos?

Si has tenido una mala experiencia con tus vecinos, es probable que no quieras meterte en otro piso plagado de personas con las que podrías tener problemas. Es verdad que no tiene por qué ser así porque hay gente encantadora, pero no podemos negar que en un bloque con 10 plantas es difícil no toparse con algún vecino que se aburre y te quiere buscar las cosquillas. Si no quieres vecinos y puedes permitírtelo, cómprate una casa.

iso

6- ¿Necesitas garaje y/o trastero?

Si te vas a vivir a una zona en la que hay poco aparcamiento y sueles coger el coche cada día, es evidente que deberías plantearte seriamente lo de comprar una plaza de parking. Siempre estás a tiempo de alquilarao, pero lo más rentable suele ser adquirir la plaza en propiedad, sobre todo si la puedes incluir con la compra de la vivienda para beneficiarte de un descuento. De la misma forma, puede que necesites un trastero, algo bastante habitual hoy en día por lo que he comentado anteriormente sobre los pisos pequeños.

7- ¿Lo buscas con terraza y/o jardín?

Terraza y jardín suelen ser sinónimos de un precio más elevado, así que tenlo en cuenta antes de empezar a buscar vivienda. Además, en zonas céntricas suele ser más complicado contar con esos espacios exteriores tan atractivos, así que es probable que tengas que renunciar a tu ubicación ideal si quieres disfrutar de la terraza y el jardín durante los meses más calurosos del año.

casa-con-terraza

8- ¿Es imprescindible que tenga ascensor?

Por mi experiencia nunca recomendaría un piso sin ascensor, aunque todo depende de las plantas que haya que subir a pie y de otros factores como lo cargado que se suele ir. Sea como sea, lo que está claro es que todos nos hacemos viejos y llega un día en el que no estamos preparados ni para subir 10 escalones. De ahí que considere que el ascensor es imprescindible, como también lo pienso por otras cuestiones como la de tener hijos, con todo lo que eso conlleva.

9- ¿Cuánto estás dispuesto a gastarte?

Todo lo que he comentado antes está condicionado por tu presupuesto. Dependiendo de la ciudad en la que vivas tendrás que preparar más o menos dinero, ya que en Madrid, Barcelona o Bilbao los precios de los pisos están por las nubes, pero en otras provincias puedes comprarte un piso con las mismas características por la mitad de precio. Fija un presupuesto y no pierdas la cabeza. Piensa que siempre estás a tiempo de negociar una rebaja, algo que deberías hacer siempre a menos que consideres que el piso es una ganga que volará en cuestión de días. De hecho, cuando llevas unos meses viendo pisos que no te convencen en absoluto, al ver uno que sí te encaja te da la sensación de que te lo van a arrebatar al momento.

calculo-hipoteca

10- ¿Cómo lo vas a pagar?

Ocupa el puesto número 10 en esta lista de preguntas, pero tal vez debería ocupar la primera posición. ¿Por qué? Porque sin dinero no hay piso. Está claro que puedes pedir una hipoteca, pero los bancos ya no las conceden con tanta soltura como antes. Ahora se aseguran de que entregues un tanto por ciento considerable y que tengas una ratio de endeudamiento que te permita pagarlo sin problemas. De hecho, tú deberías ser el primero en calcular si vas a poder pagarlo o no. En el pasado se cometieron muchos errores por culpa de los bancos, que autorizaron operaciones inviables, pero también por culpa de compradores despreocupados que se endeudaron hasta las cejas pensando que podrían pagar sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *