4 errores frecuentes al cambiar los muebles de sitio

mesa-en-el-campo
Una de las opciones de decoración económica es incrementar la creatividad de crear una nueva imagen en el lugar por medio de un cambio en la disposición del mobiliario. Este proceso de cambiar los muebles puede ofrecer grandes sorpresas a quien visualiza ese escenario que le resulta tan cotidiano desde una panorámica totalmente novedosa. Un proceso que optimiza los recursos disponibles. ¿Cuáles son los errores principales al cambiar los muebles de sitio?

1. Improvisación durante el proceso

mesa-con-velas-y-flores

La curiosidad del momento puede incrementar la motivación proactiva de quien encuentra una dosis de inspiración y se enfoca en este objetivo de interiorismo que, en tantos casos, tiene una razón emocional. El deseo de romper la rutina en la imagen del hogar. La intuición puede ofrecer muy buenos resultados en algunos momentos.

Pero cuando se trata de desplazar muebles es mejor partir de una programación previa que pone atención en las necesidades del proceso. La improvisación puede producir efectos no visualizados de antemano como un daño sobre el suelo que es la huella de este cambio.

Cambia los muebles de posición trascendiendo al criterio mismo del interiorismo. Visualiza algunos de los planes cotidianos del hogar, identifica tu estilo de vida, y da forma a escenarios vitales en los que experimentar esa felicidad de la rutina.

2. Objetivo principal de esta decisión

flores-delante-de-pared-blanca
Cuando conoces la meta de este cambio, puedes completar el proceso manteniendo una dirección de principio a fin. Sin embargo, cuando una persona no profundiza en torno al porqué de esta elección puede arrepentirse poco tiempo después de los cambios hechos en casa.

Existen distintas razones para cambiar la disposición de los muebles. Identifica cuál es tu propósito y antes de comenzar a hacer cambios valora esta opción durante unos días para tener la certeza de que no se trata de una idea pasajera.

3. Seguir acumulando elementos innecesarios

cama-en-el-dormitorio

Nada cambia en esencia en el hogar cuando la única transformación de un espacio es el resultado de llevar una cosa de un punto a otro. Este proceso de cambio es más complejo a partir de este proceso de acumulación de detalles que no aportan nada verdaderamente significativo al lugar. Por ello, en este momento de cambiar la disposición de algunos de los elementos de una estancia, es recomendable aprovechar esta experiencia para identificar aquello que es secundario.

Marie Kondo se ha posicionado como un referente en ideas para reforzar el orden. Desde este punto de vista, existe una conexión entre este concepto y el bienestar emocional. El libro La felicidad después del orden de esta autora que conquistó al público con el título La magia del orden puede darte ideas sobre cómo definir tu hogar identificando qué es aquello que tiene un mayor significado para ti.

El proceso de cambiar algunos elementos de posición es más complejo a partir del efecto de esta acumulación que añade complejidad al plan de encontrar una mejor ubicación a cada detalle.

4. Obstaculizar las fuentes de luz

sofa-verde

La decisión de cambiar los muebles de posición puede contextualizarse en las características del escenario a desarrollar, pero también, en la época del año. Durante el invierno, por ejemplo, puedes reforzar el objetivo de potenciar la zona de estar en una estancia cálida. Cuando los días son fríos y breves, optimizar aquel rincón del hogar que es más cálido refuerza la feliz bienvenida en una estancia que se convierte en principal durante la convivencia.

Por tanto, cambiar los muebles de posición es una idea posible en la decoración del hogar. Cada persona tiene su propia razón para comenzar con este proceso que no está exento de errores como algunos de los descritos en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *