Cómo decorar la cocina


En la cocina lo que necesitamos es libertad, disponer de espacio para poder cocinar con comodidad. En muchas casas también es el centro de reunión de la familia, que se coloca en torno a la mesa. Pero para conseguir un espacio mayor que nos permita el paso sin problemas, tener capacidad de almacenaje y evitar la sensación de agobio, toma nota de los siguientes trucos:

Si nuestra cocina es pequeña, podemos plantearnos la opción de integrarla en el comedor y convertirla en office, es algo que está muy de moda. De esta manera, tanto salón como cocina parecerán mucho más amplias y luminosas, facilitando el tránsito entre estos espacios que se fusionaran para mejorar la funcionalidad.

En el supuesto de que tengamos barra americana o isla central, debemos mirar que cuenten con departamentos (cajones, armarios o baldas) para el almacenaje, especialmente en su parte baja. Textiles, menaje e incluso comida podrán guardarse sin problemas.

Por otro lado, el color del mobiliario y paredes, al igual que los complementos, puede ayudarnos mucho para ampliar la estancia, por lo menos visualmente. De ese modo, los colores claros y luminosos como los blancos o amarillos, y materiales como el acero inoxidable, los lacados y el cristal, ayudan a aportar más luz, agrandando considerablemente espacio de la cocina.

Te recomendamos que siempre que sea posible, coloques armarios superiores hasta el techo, ya que proporcionan mucho espacio para guardar cosas y no ocupan mucho. No obstante, es importante procurar que no resulten agobiantes visualmente: podemos colocar solamente uno o dos, en tonos claros o con puertas de cristal, que darán una sensación de ligereza mucho más liviana.

Tampoco puedes dejar de aprovechar los típicos rincones muertos con muebles esquineros. Un pequeño armario, una estantería o un simple frutero, pueden sernos de gran utilidad. Mientras que si queremos poner una zona de comedor en la cocina, lo ideal será optar por mesas y sillas plegables. Incluso comprar tableros extensibles que nos pueden servir en un momento de apuro. Además, son perfectas las mesas blancas, de acero o con el tablero de cristal, para evitar la sobrecarga del espacio. Por su parte, los taburetes apilables, también ayudan en este sentido.

Recuerda que si no quieres cargar el ambiente con armarios, siempre te puedes decantar por colocar baldas en paredes y esquinas. La función de almacenaje es perfecta. El uso de electrodomésticos compactos también permitirá reducir notablemente el espacio, pudiendo gozar de más espacio para otras necesidades. Otra opción es integrarlos directamente en el mobiliario, suele hacerse con neveras, lavadoras, microondas o lavaplatos.

Por último, la iluminación es clave, como en casi todas las estancias, una buena luz en la cocina puede agrandarla visualmente, hacerla cálida y acogedora. A la vez que nos proporciona mayor comodidad a la hora de realizar las tareas diarias o preparar nuestras mejores recetas. Según la distribución del mobiliario, elegiremos el sistema de iluminación que mejor se adapte. Busca según tus necesidades, seguro que con estos consejos mejoras la decoración de tu cocina.

Cocina,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *