Construir un hogar ecológico


Existen diferentes formas de reducir el impacto de nuestro hogar sobre el medio ambiente. Te proponemos algunas acciones que podrías tener en cuenta a la hora de planificar tu nueva casa con el fin de que sea lo menos contaminante posible:

1.- Aprovechar la energía solar: El diseño debe tener en cuenta la orientación de la casa para aprovechar la energía solar pasiva, que aumenta la temperatura interior en invierno y evita el calor excesivo en verano. Si deseas utilizar la energía solar activa para precalentar el agua, iluminar, cocinar o proveer de energía a los sistemas de aire acondicionado deberás instalar placas solares.

2.- Mejorar el aislamiento térmico: Algo que puede suponer mayor coste en la etapa de construcción, es un gasto que se amortiza rápidamente. Recuerda que el aislamiento puede fabricarse con papel reciclado aglomerado con bórax.

3.- Emplear materiales locales: Los materiales que se fabrican en la misma zona requieren menos transporte y suelen producir impactos menores en el medio ambiente.

4.- No comprar materiales producidos con recursos no renovables: Recuerda que los minerales con los que se produce el cemento o el aluminio no son renovables. Tampoco las materias primas de los ladrillos, especialmente cuando se hacen utilizando la primera capa del suelo. La mejor alternativa es la madera, ya que se obtiene a partir de plantaciones o de bosques gestionados sosteniblemente.

5.- No utilizar materiales tóxicos o contaminantes: Los clorofluorocarbonos (CFC) destruyen la capa de ozono, aumentan los efectos de la lluvia hacia y fomentan el cambio climático. También son nocivas las pinturas con metales pesados, disolventes y los materiales que liberan formaldehído u otros compuestos orgánicos volátiles.

Casas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *