Fotos de recibidores de estilo nórdico

Share on Facebook8Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

recibidor-nordico-foto
El recibidor es, sin duda, una de las partes más importantes de cualquier vivienda. No solo se trata del primer lugar que nuestros invitados ven al llegar a nuestra casa (ya sabes eso que dicen de que la primera impresión es la que cuenta), sino que es el último lugar que vemos al salir y la primera zona que encontramos al llegar tras un día agotador. Por tanto, aquí nos damos los últimos retoques, nos abrigamos, nos descalzamos…

La entrada juega un papel muy importante en el hogar y, sin embargo, casi nunca recibe la atención que se merece. Lo que nosotros te recomendamos es que le dediques tiempo y esfuerzo a su decoración, apostando por un estilo que sea cálido, acogedor y luminoso como, por ejemplo, el nórdico. ¡A continuación te mostramos un montón de recibidores de estilo escandinavo para acabar de convencerte!

Un estilo que está muy de moda

El estilo nórdico está cada vez más de moda. Buena parte de la culpa la tiene IKEA, que poco a poco ha ido expandiendo las ventajas de este tipo de decoración, que son muchas. De hecho, estamos seguros de que sin la existencia del gigante sueco, el estilo escandinavo hubiera acabado encandilando a todo el mundo, como así ha acabado pasando.

recibidor-nordico-foto1

La importancia de los recibidores en los países nórdicos

Mientras que en España los recibidores suelen ser los grandes olvidados del hogar, en los países escandinavos juegan un papel muy importante. Y es que los nórdicos utilizan este espacio para desprenderse de todo aquello que no necesitan para estar cómodos en su hogar. No hay que olvidar que en esta zona de Europa, el clima es más frío y lluvioso, por lo que los habitantes suelen ir cargados de capas. Por tanto, como te contaremos más detalladamente a continuación, las pieza de mobiliario y los complementos que permiten almacenar ropa y complementos nunca faltan.

Ventajas de apostar por el estilo nórdico para el recibidor

Los recibidores suelen ser pequeños y poco luminosos, por lo que apostar por un estilo como el nórdico para decorarlo nos parece una estupenda idea. Y es que no debes olvidar que con él conseguimos espacios visualmente más amplios y luminosos. Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que la entrada de casa debe ser un lugar acogedor que transmita calidez, algo que también podemos conseguir gracias a la decoración escandinava.

recibidor-nordico-foto2

Las paredes de los recibidores nórdicos

A la hora de decorar un recibidor para que transmita la misma sensación que los de los países nórdicos, tendrás que tener mucho cuidado con la elección de los colores, especialmente de los que van a formar parte de las paredes. Lo más común en Escandinavia es apostar por el blanco, que ya sabes que amplía los espacios visualmente y aporta luminosidad a los ambientes. Incluso, el blanco suele estar presente hasta en el suelo.

Por supuesto, no es necesario que escojas un blanco puro. De hecho, hasta los grises más claritos son bienvenidos. Y aunque es algo arriesgado, tampoco es mala idea pintar una única pared de negro. Por otro lado, debes saber que el papel pintado, especialmente el geométrico, también puede quedar genial en los recibidores nórdicos, aunque es preferible utilizarlo en una única pared.

Pintura de pizarra

Mención aparte merece la pintura de pizarra, que es muy común en ambientes de estilo nórdico. Si pretendes utilizarla en tu recibidor, será mejor que solo lo hagas en una pared, ya que este tipo de pintura es muy oscura y, por tanto, podría restar luminosidad y amplitud visual. Además, puedes utilizar la pintura de pizarra para decorar la puerta.

recibidor-nordico-foto3

El orden es prioritario

En los recibidores escandinavos es importante que reine el orden. Teniendo en cuenta que los habitantes de los países nórdicos dejan buena parte de su ropa y su calzado en este espacio, no es de extrañar que los muebles y los complementos de almacenaje sean protagonistas. Así, es muy común encontrar perchas, baldas, zapateros, paragüeros… Además, es común encontrar bancos, que los habitantes de los países del norte de Europa utilizan para descalzarse.

En cualquier caso, las piezas de mobiliario que escojas para decorar esta zona de tu hogar deben ser sencillas, funcionales y, preferiblemente de líneas rectas. Además, los nórdicos suelen apostar por muebles blancos o en tonos claros, preferiblemente de madera natural. De hecho, los materiales naturales son protagonistas.

La importancia de los detalles

Por supuesto, no puedes olvidarte de los detalles decorativos, que serán los que añadan tu toque personal al espacio. En recibidores de estilo nórdico, son bienvenidas las alfombras, especialmente las de estampado geométrico o étnico; las plantas; las láminas en blanco y negro; las cajas; los libros; los sombreros; las piezas de estilo vintage; los textiles de pelo… Además, no puedes olvidarte de introducir un espejo que refleje y expanda la luz por el espacio.

recibidor-nordico-foto4

No te olvides de la iluminación

Por último, es esencial que tengas mucho cuidado a la hora de iluminar un recibidor de estilo nórdico. Recuerda que lo ideal es que se trate de un espacio luminoso, así que tendrás que intentar que llegue la máxima luz natural posible. Si este espacio no cuenta con ventanas, no es mala idea que prescindas de la puerta de acceso a la estancia contigua e, incluso, de alguna pared. En cuanto a la iluminación artificial, debes saber que las velas te pueden ayudar a darle un toque de calidez al espacio.

A continuación te dejamos con nuestra galería, donde, como te hemos comentado al principio, te mostramos un montón de imágenes de recibidores de estilo nórdico. ¡Seguro que te sirven de inspiración a la hora de decorar este importante espacio de tu hogar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *