Motivos por los que merece la pena derribar un tabique

salon-comedor-cocina-conectados
¿Tienes dudas porque no sabes si merece la pena derribar ese tabique que te trae de cabeza? En este artículo trataré de resolverlas para que tomes una decisión lo antes posible, pero ya te adelanto que voy a ser bastante parcial en mi análisis, ya que considero que los muros están para derribarlos, sobre todo si con ello logras crear espacios más diáfanos.

A continuación te hablaré de las ventajas que comporta derribar un tabique, así que toma nota y decide por ti mismo sin arrepentirte.

Ganarás luz natural

Uno de los principales motivos por los que tomamos la decisión de eliminar un tabique tiene que ver con la luz natural, que como bien sabes es uno de los bienes intangibles más preciados en cualquier casa. La iluminación cambiará por completo porque no necesitarás tener las luces encendidas durante tanto tiempo, algo que notarás de forma especial en las habitaciones que se beneficien de forma directa del derribo.

Tu casa se ventilará mejor

Esto va muy ligado al tema de la luz natural. Notarás que la ventilación no es la misma porque el aire que entra por las ventanas se distribuirá con más facilidad por toda la casa. Eso hará que puedas ventilar hasta el último rincón en menos tiempo, así que lo agradecerás sobre todo en invierno, que es cuando uno ventila más por obligación que por gusto.

salon-y-cocina-conectados

Habrá más metros útiles

Es de pura lógica. Al derribar una pared estás ganando espacio que vas a poder utilizar para lo que quieras. ¿Te preocupa que no haya una separación lo suficientemente clara entre ambientes? Utiliza muebles para establecer un límite, como por ejemplo una estantería que tenga poca altura, ya que de lo contrario dificultarás el paso de la luz y el resultado no será tan diáfano como esperabas. De hecho, hasta puedes utilizar una alfombra para dejar claro dónde acaba y dónde termina cada estancia sin arriesgar la profundidad visual.

Crecerá la sensación de amplitud

La ganancia es real, pero también es una cuestión de sensaciones. El hecho de que no haya un muro que dividía dos habitaciones, por pequeño que sea, hará que tengas otra visión de tu casa. Te verás en un ambiente más despejado y tendrás la sensación de que vives en un piso mucho más grande, cuando en realidad la ganancia, calculada en metros cuadrados, será más bien pequeña.

Facilitarás la comunicación

Como sucede con todos los muros se han levantado a lo largo de la historia, al eliminarlo estás favoreciendo el acercamiento entre personas. Lo mismo ocurre en nuestros hogares, ya que al conectar una cocina y un comedor será mucho más fácil iniciar conversaciones entre una persona que está en la cocina y otra que está en el comedor, ya que habrá un contacto visual que antes no existía y no será necesario subir el tono de voz para escucharse.

cocina-abierta-sin-tabique

Tendrás más libertad con la distribución

Por último, y no por ello menos importante, otra ventaja de derribar un tabique tiene que ver con la distribución, que no estará tan condicionada como cuando había una pared delimitando espacios. Las zonas diáfanas son más versátiles y eso te permitirá jugar con la distribución basándote en tus necesidades, en tu estilo de vida.

¿Ya sabes cuánto cuesta derribar un tabique? Podríamos fijar el precio medio en unos 10 euros por metro cuadrado, aunque a ese precio habría que sumar el coste de los enlucidos y las conexiones entre las estancias afectadas. Además, debes considerar que hay que solicitar una licencia de obra menor al ayuntamiento para llevar a cabo la reforma. Eso implica pagar las correspondientes tasas por los trámites, además del coste que tiene colocar los sacos donde irán a parar los escombros resultantes.

Artículo recomendado: Decoración para espacios diáfanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *