Cinco aciertos decorativos en el dormitorio

habitacion-con-ventanas
El dormitorio es una de las estancias de la casa más especiales. Mientras que existen espacios como el comedor que adquieren la perspectiva del nosotros en las características de decoración como lugar de encuentro y refuerzo del bien común, existen zonas personales como el dormitorio. La elección de los detalles que conforman la estética del dormitorio repercute de manera constructiva en el bienestar dada la constante relación que existe entre el ser humano y el entorno del que forma parte. ¿Cuáles son esos aciertos decorativos que puedes reforzar con el fin de embellecer esta zona de tu casa?

Capacidad de almacenaje

decoración-blanco-y-gris
La base de un buen descanso también parte del estímulo visual de armonía y equilibrio que comunica el lenguaje del dormitorio en su proyección estética. Para mantener el orden no de forma temporal sino permanente es fundamental que equipes el cuarto con un mobiliario centrado en esta necesidad. A partir de las características y dimensiones de tu habitación, selecciona los muebles que potencian su imagen. Por ejemplo, cajoneras, mesitas de noche, estanterías o vestidor.

Tener una mayor capacidad de almacenaje no siempre es sinónimo de más orden puesto que puede producir un mayor efecto hacia la acumulación. Por el contrario, la limitación del espacio te aporta un extra de motivación para priorizar.

Protagonismo de colores claros

Los colores producen un efecto en el estado de ánimo. El dormitorio es un lugar de confort y relajación. Los tonos claros son terapéuticos para generar esta ambientación emocional alrededor de este lugar. Existen combinaciones que armonizan perfectamente entre sí, por ejemplo, el blanco y el gris. Una fórmula creativa si te apetece evitar el total white en tu dormitorio.

Elección de las texturas

cama-de-dormitorio

El dormitorio no solo puede interpretarse a través del sentido de la vista como canal informativo de imágenes de decoración que contienen matices de volumen, formas y proporciones. El sentido del tacto es protagonista del dormitorio a través de texturas que aportan confort y relajación.

Por ello, al elegir la ropa de cama, no solo es positivo que observes el diseño textil de la tela, sino también, las sensaciones que aporta. El algodón suma una sensación de apetecible bienestar en contacto con la piel al mimarla como una segunda naturaleza.

Decoración emocional

Tu hogar es un núcleo importante de tu biografía como espacio en el que has vivido, vives y vivirás algunos de los instantes más especiales. Ese lugar de libertad absoluta en el que ser y estar adquiere una nueva dimensión de felicidad.

Es un acierto decorativo llevar los sentimientos y las emociones al lenguaje del interiorismo por medio de la elección de detalles que tienen un significado para ti. En el caso de aquellos elementos emocionales, la estética queda en un segundo plano porque el verdadero legado es sentir el afecto que queda simbolizado en un anclaje decorativo.

Flores naturales

flores-de-color-rosa
Existen colores florales que combinan con cualquier estilo de decoración de interiores, por ejemplo, el blanco. Las flores frescas renuevan el espacio a través de esta expresión de belleza natural que puede sumar emociones al dormitorio. Además, no solo puedes utilizar un jarrón para colocar las flores, también puedes usar productos de cristalería antigua, por ejemplo.

Puedes dar una segunda vida a recursos que ya tienes en casa comprobando que la altura del tallo de las flores siempre esté en relación con el envase utilizado para cumplir esa función. Así como observar la luz de un nuevo día que entra por la ventana del dormitorio es un ejemplo de optimismo que eleva el ánimo, las flores naturales también suman este efecto vitamina en el corazón emocional y vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *