Cómo eliminar el estucado de las paredes


La decoración de las paredes de nuestro hogar es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando vamos a decorar, ya que con ello se conseguirá el estilo deseado y, sobre todo, vestir cada estancia. El aspecto que elijas para ellas es fundamental para que el conjunto de toda la decoración sea mucho más bonito, y es que de nada vale tener unos muebles y una decoración preciosa si las paredes se ven feas.

El estuco es una de las técnicas que más se ha utilizado durante años para el revestimiento y decoración de paredes ya que además escondía los fallos que pudiera haber en la construcción. Hoy en día ha quedado ya un poco desfasado, puesto que han salido muchas más técnicas decorativas, así que hay más opciones para decorar esos espacios. Toma nota de estos consejos para eliminar el estucado de las paredes:

– Es algo que puedes hacer sin necesidad de llamar a un profesional, no es que sea muy sencillo pero tampoco es muy complicado. Con tiempo y ganas lo harás sin problemas.

– Lo primero que tienes que hacer es cubrir todos los enchufes y los marcos de puertas y ventanas. Puedes hacerlo tapándolos con cinta adhesiva para que estén protegidos de manchas o salpicaduras.

– Humedece toda la pared con agua para poder empezar a quitar el estucado. Puedes humedecerla con un trapo húmedo, pero lo cierto es que será mucho más fácil si lo haces con un pulverizador.

– Cuando ya tengas toda la pared húmeda, elimina el estucado con una espátula o una rasqueta. Hazlo con cuidado para no dañar la pared, y si la has humedecido bien verás que sale con mucha facilidad.

– Cuando termines, lo más normal es que te encuentres con alguna imperfección así que tendrás que proceder a lijar la pared y reparar las imperfecciones. La mejor forma de hacer las reparaciones es utilizando masilla y una espátula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *