Consejos para elegir el suelo laminado

suelo-laminado-habitacion
Cada vez hay más personas que deciden apostar por el suelo laminado a la hora de renovar su piso. ¿Por qué? Sencillo. Son prácticos y acogedores, además de ser bastante baratos y fáciles de instalar. Eso sí, hay tantos modelos en el mercado que conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones antes de decantarse por uno de ellos.

Recuerda que son capaces de imitar la madera natural y otros materiales. Pueden ir en cualquier estancia del hogar porque son resistentes, así que lo único que tendrás que decidir es el color y los acabados sin olvidar la calidad, algo que vendrá determinado por el uso que le vayas a dar.

Color

Como ya publicamos un artículo con las ventajas y las desventajas de los suelos laminados, me voy a centrar en los criterios de elección empezando por el color.

Los tonos claros como el blanco y el gris tienen la virtud de encajar con casi todos los estilos decorativos sea cual sea el color predominante, mientras que los tonos oscuros destacan por la calidez que aportan y por ser más elegantes.

suelo-laminado-espacio-diafano
Para una decoración de estilo rústico no hay nada como los tonos naturales de la madera, como por ejemplo el pino o el roble. Sin embargo, también debes saber que hay suelos laminados que son capaces de imitar a la perfección la cerámica, la piedra o el metal.

Acabados

En lo que al acabado se refiere, el suelo laminado nos brinda la posibilidad de darle un aspecto prácticamente artesanal a una habitación, ya que hoy en día los fabricantes son capaces de diseñar suelos que parecen estar hechos a manos.

Otro acabado que tiene mucha salida es el del suelo laminado que tiene forma alargada, puesto que es la mejor opción para aquellas estancias que están unidas, como puede ser el salón y el comedor, o el comedor y la cocina. Podríamos decir que es ideal para espacios diáfanos porque generan sensación de amplitud.

Hay infinidad de acabados que hacen que sea posible colocarlo en estancias como la cocina o el baño, donde es recomendable que sea antibacteriano y antideslizante.

suelo-laminado-dormitorio

Uso

Que te gastes más o menos dinero debería depender del uso que le vas a dar, ya que el suelo laminado se va desgastando con el paso del tiempo en función de la frecuencia de tránsito. Eso también implica tener en cuenta si hay niños en casa, ya que los juguetes y las manchas pueden deteriorarlo antes de lo previsto.

En general, los fabricantes suelen dividir sus modelos de suelo laminado en función de tres tipos de uso: moderado, intenso y muy intenso. Elige el que vaya con vuestro estilo de vida teniendo en cuenta que habrá estancias en las que sufrirá más que en otras.

Otros consejos importantes

Cuando vayas a comprar un suelo laminado piensa en sus características más allá del color, los acabados y el uso. Ten en cuenta el grosor de la lama, que habla de su robustez, la posibilidad de instalarlos con un clic y otras propiedades como pueden ser la de antirayado, antiestático (reduce la acumulación de polvo), antibacteriano y antideslizante.

Artículo recomendado: Suelos laminados, económicos y prácticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *