Consejos para mantener la casa fresca


En muchas ocasiones se concentra mucho calor en nuestro hogar y resulta muy difícil poder refrescarlo un poquito, especialmente en los meses veraniegos en los que las altas temperaturas convierten cualquier lugar cerrado en un horno. El mayor error que solemos tener con respecto a esto es reducir lo máximo posible la temperatura del aire acondicionado ya que eso incrementará muchísimo la factura de la luz.

Además, tener un aire acondicionado encendido unas cuatro horas al día hace que tu factura eléctrica suba algo más de 10€ cada mes, así que hay que buscar otras opciones para que nuestra casa pueda estar fresca y bien ventilada sin que eso repercuta en nuestro bolsillo. Aquí te dejo algunos consejos para que sepas cómo hacerlo:

– El aislamiento es una de las medidas más rentables que puedes tomar para reducir el consumo de energía que provoca el calor. Baja todos los toldos y persianas que tengas y corre todas las cortinas, esto ayudará a que el calor se concentre menos y el aire acondicionado pueda funcionar a menor temperatura y que el aire fresco aguante durante más tiempo en cada estancia.

– Cuando ventiles la casa, hazlo siempre en las horas de menor calor, las cuales suelen ser las primeras de la mañana y las últimas del día. Con que la ventiles 10 minutos es suficiente ya que más tiempo te puede sobrecalentar la estancia.

– El aire acondicionado utilízalo solo cuando sea necesario y no para tener siempre la casa fría. En muchas ocasiones lo utilizamos durante horas para que siempre haya frío cuando en realidad debemos utilizarlo un ratito para que la estancia se enfríe y cuando veamos que ya no queda frío se vuelve a encender.

– Evita utilizar electrodomésticos que proporcionen calor durante las horas centrales del día, como pueden ser el horno, un secador de pelo, el lavavajillas o la plancha.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *