Coordinar los textiles del baño


El baño suele ser la estancia más pequeña de la casa, por lo que decorarlo se convierte a veces en una cuestión de detalles. Muchos baños tienen las paredes y el suelo revestidos de cerámica de colores neutros para que no cansen a la vista. Demasiado color neutro puede llegar a ser soso, por lo que los textiles son nuestros mejores aliados para renovar la imagen de nuestro baño.

En la imagen vemos un sencillo truco para dar un nuevo aire a esta estancia invirtiendo poco dinero. Para ello sólo tenemos que elegir bien la cortina de baño. En este ejemplo, el dueño ha optado además por coordinar el estampado de la cortina con los azulejos. Ya que la cortina es de cuadros, como el revestimiento de la pared, y de un tamaño similar.

Para completar la nueva imagen del espacio, ha escogido toallas de los mismos tonos que la cortina: blanco y amarillo claro. El resultado es evidente y el proceso, realmente fácil. ¿Os imagináis este baño con una cortina blanca? Sería completamente diferente. ¿Y con unas toallas de color rojo vibrante?

Cada variación en los textiles aporta un cambio radical a este pequeño baño. Por ello cuando vayamos a comprar cortinas de baño, debemos tener muy claro que imagen queremos conseguir con ellas. Si la cerámica es muy colorida, unas cortinas blancas quizá sean la mejor opción. Pero en un entorno neutro podemos arriesgar apostando por el color.

Cuando las toallas ya han perdido suavidad o su color original y cuando la cortina empiece a acumular moho, tenemos la excusa perfecta para volver a empezar y redecorar nuestro baño. ¿Os animáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *