Muros de pavés


Los muros de pavés son tabiques con bloques de vidrio muy empleados para iluminar estancias oscuras o sótanos que no tienen posibilidad de construir una nueva ventana y siempre que sea posible colocarlo en el suelo de la habitación superior.

Es tan simple con sustituir el ladrillo de una pared por bloques de pavés, un material transparente o translúcido que cuenta con una oferta de colores muy variada. Principalmente obtendremos más iluminación natural. Antes de tirar un muro al suelo, es importante confirmar no sea una pared maestra ni contenga canalizaciones de gas, agua o electricidad.

En el mercado podemos encontrar varios tipos de bloques de pavés que en su mayoría tienen forma cuadrada con dimensiones que pueden alcanzar los 20 centímetros por cada lado. Además, de dejar traspasar a luz entre las estancias, su resistencia hace que sea un buen aislante térmico y acústico. Para su colocación es necesario preparar un mortero para rellenar los huecos que quedan entre bloques, lijar las varillas y rematar las juntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *