Ralladores que se plegan


Los ralladores que te muestro no sólo son geniales por lo bien que lucen, sino también porque se pueden plegar fácilmente. Así las cosas, se pueden almacenar rápidamente en cualquier cajón de la cocina, algo que siempre se agradece en unos tiempos en los que los metros cuadrados escasean.


En pocos segundos se puede formar un rallador rectangular de estilo tradicional. Luego, para guardarlo, sólo hay que ir doblando cada uno de los cuatro costados del rallador. Está disponible en blanco, negro, rojo y verde y cuesta 15 libras esterlinas. Las dimensiones son 18 x 18.5 x 1.2 cm plegado y 18 x 10 x 10 cm desplegado.

Más información y compra en www.josephjoseph.com.

Cocina, Complementos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *