Fotos de casas restauradas

Share on Facebook40Tweet about this on Twitter0Share on Google+5


Si has heredado una vieja casa o has encontrado una vivienda que te encanta aunque está hecha un desastre, no te desesperes. Restaurar una casa puede ser un proyecto excitante y desafiante.

Aunque en un principio no lo parezca, podrás crear una vivienda que sea funcional y atractiva conservando su carácter original, que es lo que le da la esencia. Además, piensa que una restauración bien realizada mantendrá e, incluso, incrementará, el valor de la casa si decidieras venderla. A continuación te damos algunos consejos para que restaures una casa vieja y te mostramos algunas fotos con casas restauradas.

Licencias necesarias

Antes de ponerte manos a la obra, te recomendamos que obtengas las licencias preceptivas según sea el caso (licencia de obra mayor, de obra menor, de ampliación, de derribo…). Entre las mejoras más importantes que deberás hacer en el interior de tu vieja casa se encuentra la restauración del suelo. Si está gastado o rayado, tendrás que lijarlo y aplicar barniz y un acabado de poliuretano.

Interior

Por otro lado, te recomendamos que reemplaces la bañera, el lavamanos y el retrete si tu casa ha sido remodelada más de una vez y deseas artefactos nuevos que luzcan como los originales. Además, puedes remodelar las alacenas de la cocina usando un removedor de pintura, una lija, un iniciador, un agente de adhesión y un barniz nuevo que recupere su aspecto original.


Desde Decorablog te recomendamos que mantengas las paredes originales de tu casa, arreglando los desperfectos que pueda haber, al igual que tendrás que arreglar las grietas en el techo. Además, tendrás que quitar el papel de paredes viejo y comprar uno nuevo en una tienda de empapelados, sino no quieres utilizar pintura.

Exterior

En cuanto al exterior, te aconsejamos que lo pintes del color que tenía cuando fue construida y contrata a un profesional para que reemplace el tejado si es necesario. Además, es buena idea que mantengas las ventanas originales, haciendo solo las reparaciones menores necesarias y añadiendo un burlete para que se mantenga la temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *