5 consejos para mantener tu casa más segura

casa
Garantizar la seguridad en nuestro hogar, principalmente durante los periodos vacacionales, es una prioridad para cualquier familia hoy en día. Sin embargo, poner medidas de seguridad para mantenerla protegida y empezar a utilizar sistemas o dispositivos de seguridad para el hogar puede resultar un poco desalentador. 

La buena noticia es que ahora hay muchas opciones de seguridad para el hogar que no suponen un gran coste, desde la monitorización por parte del usuario hasta las cerraduras inteligentes. 

Para ayudarte con la lista de control de la seguridad de tu hogar, hemos elaborado una guía sencilla con las 5 mejores medidas, más fáciles y más asequibles que puedes tomar para proteger tu casa y disuadir a los posibles intrusos de entrar.

1. Asegura puertas y ventanas

Cerrar las puertas y ventanas es la primera y más fácil defensa contra los intrusos en el hogar, pero ¿cuántos de nosotros lo hacemos sistemáticamente? Los ladrones suelen buscar objetivos fáciles, y una puerta o ventana sin cerrar es precisamente eso. Incluso cuando estás en casa, es una buena práctica mantenerlas cerradas. Y cuando salgas de casa, comprueba dos veces las puertas y ventanas del primer piso para asegurarte de que están bien cerradas.

Algunos dispositivos también pueden ayudarte a controlar las entradas. Los sensores de puertas y ventanas pueden detectar si una puerta o ventana se ha dejado entreabierta, y las cerraduras inteligentes pueden programarse para que se cierren automáticamente a determinadas horas. Lo que nos lleva a nuestro siguiente consejo.

casa

2. Actualiza las cerraduras de las puertas

Cerrar las puertas y ventanas puede no ser suficiente si no tiene cerraduras de alta calidad. En primer lugar, asegúrate de que todas las puertas exteriores tienen un cerrojo de seguridad, que dificulte la entrada de los intrusos.

De paso, asegúrate de que los marcos de las puertas y las bisagras son lo suficientemente fuertes como para soportar un intento de robo: las puertas antiguas o las bisagras expuestas pueden suponer un riesgo innecesario. Por último, como ya se ha mencionado, puedes cambiar a cerraduras inteligentes, que se pueden activar a distancia.

3. Comprar un sistema de seguridad para el hogar

Instalar un sistema de seguridad en casa es una de las formas más eficaces de evitar la entrada de intrusos y de avisar si se ha producido un robo. Los datos muestran que una casa sin sistema de seguridad tiene aproximadamente tres veces más probabilidades de sufrir un robo. Si un intruso detecta una cámara de seguridad o una señal que indique que tiene un sistema de seguridad, es probable que siga adelante.

Las cámaras de seguridad para el hogar son una gran opción para añadir otra capa de protección al hogar. Las cámaras de seguridad pueden alertarle si hay movimiento en su patio o en su porche, y los sensores de puertas y ventanas te avisarán si alguien ha entrado o está intentando entrar en su casa. Dependiendo de la empresa de seguridad que se contrate, también pueden alertar a la policía.

Los sistemas de seguridad no tienen por qué ser costosos. Hay un montón de cámaras de seguridad asequibles y excelentes sistemas de seguridad de bricolaje, además de dispositivos autónomos, que puedes instalar tú mismo con un presupuesto. Asegurate de que todos los componentes funcionan correctamente desde los sensores hasta los pares Darlington. Los pares Darlington pueden estar presentes en controladores de pantalla, salidas de audio, reguladores de potencia, sensores de luz, sensores táctiles y salidas de fuentes de alimentación. Asegura su buena instalación.

4. Mantén ocultos los objetos de valor

Algunos ladrones pueden buscar objetivos potenciales con antelación, asegurándose de que atacan las casas en las que pueden hacerse con los objetos de valor. Por ello, lo mejor es evitar dejar los objetos caros en lugares donde los intrusos puedan verlos fácilmente al pasar. Por ejemplo, evita dejar herramientas o bicicletas caras al aire libre, cierra la puerta del garaje y no dejes aparatos electrónicos caros, bolsos, joyas, dinero en efectivo y otros artículos de gran valor delante de ventanas abiertas. También puedes considerar la posibilidad de instalar tratamientos para las ventanas, como cortinas o persianas, para mantener alejados los ojos espías. 

casa

5. Instala iluminación exterior

Los ladrones no quieren sentirse expuestos cuando entran en una casa, y las luces exteriores pueden ayudar a conseguirlo. Como estos delitos suelen ser de oportunidad, las luces exteriores pueden animar al intruso a seguir avanzando. En lugar de mantener la luz exterior encendida todo el tiempo, considera la posibilidad de invertir en luces con sensor de movimiento que iluminen el patio cuando detecten movimiento. La luz cogerá desprevenido al intruso y podrá ahuyentarlo. 

Y si quieres dar un paso más, hay muchas cámaras de seguridad para exteriores en el mercado. Desde dispositivos de alta gama hasta opciones económicas, potenciar su sistema de videovigilancia puede mantener a sus seres queridos y su propiedad lo más seguros posible. 

En definitiva, nadie quiere ser víctima de un allanamiento de morada. Poner en práctica los consejos de esta lista le ayudará a disuadir y prevenir a los ladrones, y a mantener a salvo a su familia y sus pertenencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.