Cómo cuidar muebles lacados


Hace ya varios años que se pusieron de moda los muebles lacados y lo cierto es que son una apuesta segura ya que quedan muy bonitos y si están bien cuidados siempre parecen nuevos y le dan un toque muy especial a cualquier estancia.

Son tan bonitos que encajan en casi cualquier estilo y lugar de la casa, pero también he de decir que pueden deteriorarse mucho si no reciben el tratamiento necesario con el paso del tiempo. Cuidar los muebles lacados es muy sencillo y si sigues unos cuantos consejos conseguirás que estén siempre impecables, toma nota de cómo debes hacerlo:

– Lo ideal es que le vayas haciendo un mantenimiento día a día en vez de esperar a que se estropeen para ponerles remedio. Pásales una vez a la semana un trapito con un poquito de agua y jabón neutro y estarán siempre relucientes.

– Cuando lo hayas limpiado pásale siempre una gamuza o un trapo seco para poder secarlo a fondo y que pueda brillar sin que le quede nada de agua ni de jabón, lo cual puede estropearlos si lo dejas mojado.

– Si tiene algún arañazo o raspadura puedes ponerle un poquito de cera en spray que hay especial para este material. Si es un arañazo muy importante lo mejor es que utilices cera transparente para que no te quede ninguna marca.

– Si hay alguna mancha de cualquier tipo, especialmente de rotuladores o similares si tienes niños, puedes quitarla con un algodón humedecido en alcohol, verás que la mancha desaparece y se queda como nuevo.

– Si en el mueble ha aparecido alguna mancha amarilla, que puede darse por el paso del tiempo o por la humedad, moja un algodón con agua oxigenada y también conseguirás que desaparezca y recupere su tono natural. A lo mejor no te sale a la primera pero con que lo hagas un par de días ya estará como nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *