Cómo decorar un salón con estilo


Muchas familias tienen que conformarse con pisos pequeños en los que hace falta mucha creatividad para lograr meterlo todo en poco espacio. Sin embargo, un piso pequeño no tiene por qué ser agobiante. La clave está en saber aprovechar al máximo los pocos metros cuadrados. Con un poco de buen gusto y nuestra imaginación podemos hacer de nuestro hogar, sea cual sea su tamaño, un lugar cómodo, acogedor y bien decorado. Por lo tanto, también puede serlo el salón.

El salón es un espacio multifuncional por excelencia en el que, cada vez más, se realizan diversas actividades como ver la televisión, comer, leer, trabajar, practicar aficiones… por eso, a la hora de decorarlo, además de ser funcional, deberemos buscar el mobiliario ideal para nuestra comodidad y confort. En la mayoría de casas, por culpa de la falta de espacio, encontraremos que salón y comedor comparten estancia. En este caso, nunca deberemos intentar separarlos mediante la decoración, sino que buscaremos la unidad visual entre salón y comedor. La moda son los comedores integrados.

Si la estancia tiene forma rectangular, podremos separar las dos zonas fácilmente con sofás en forma de L o sofá rinconera. Colocar también un mueble principal. La mesa y las sillas deberán situarse al otro lado, en la zona de comedor, separando así los dos ambientes. En el caso de que el salón tenga una forma cuadrada, la mejor distribución consistirá en apoyar el sofá apoyado en una de las paredes, haciendo esquina, para así poder colocar una mesa cuadrada en frente. El resto de paredes albergarán librerías o muebles modulares.

Otro aspecto fundamental para decorar un salón con estilo es que disponga de la mayor luz natural posible, ya que este tipo de luz hará que éste sea mucho más acogedor. Luego, si hace falta podemos combinar la luz general mediante focos, haciendo que sea potente pero no difusa. La luz ambiental en la zona del sofá o el comedor la conseguiremos gracias a lámparas de pie o de techo. Por último, la luz puntual deberá destacar ciertos elementos como cuadros o mesitas.

Recuerda que un sofá, la típica mesa de centro, mesa auxiliar, librería o muebles modulares y lámparas son, hasta ahora, los imprescindibles para nuestro salón, sea cual sea el espacio disponible. Pero si el espacio es reducido, siempre podemos optar por muebles polivalentes, modulares, de materiales livianos o colores claros, multifuncionales o extensibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *