Cómo decorar una casa para alquilarla


Muchas personas tienen pisos en propiedad que no utilizan como vivienda y que llega un día en el que deciden alquilarlo, ya sea por días, semanas o meses. Si ese es tu caso y quieres alquilar un piso amueblado, toma nota de estos consejitos para saber cómo dejarlo perfecto para tus nuevos inquilinos:

– Es muy importante que cuides todos los detalles de la decoración por muy sencillos que sean los muebles, es lo que más va a llamar la atención de tus posibles inquilinos y tiene que estar decorado con buen gusto aunque algunos detalles los vayan a cambiar cuando estén viviendo allí.

– Es recomendable que te centres en tonos neutros y líneas rectas, gustan a todo el mundo y no corres el riesgo de que pierdas un negocio por culpa de un color chillón o un estampado inadecuado.

– El mobiliario de Ikea suele ser el más elegido por las personas que están en tu situación ya que es económico, funcional y bonito.

– Busca la uniformidad entre suelos y paredes. No tienen porqué ser exactamente del mismo tono pero si una variante para que no destaque mucho ni desentone con el mobiliario y los elementos decorativos.

– Si tienes comedor, lo ideal es poner una mesa para cuatro comensales. En el salón será suficiente con un sofá, la mesa de la televisión y una mesa de centro. El resto de la decoración déjala al gusto de quien vaya a vivir ahí ya que hoy en día el estilo minimalista es el que más se utiliza.

– Las habitaciones han de ser sencillas también. Opta por colores sobrios que no sean chillones y pon una cama, mesillas de noche y un aparador. Si tienes televisión en esa habitación puedes tener también un mueble para ella e incluso una silla para dejar la ropa del día siguiente preparada.

– Si tienes terraza, lo ideal es que coloques una pequeña mesa y dos sillas.

Decoración,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *