Cómo redecorar la casa después de una ruptura

sofa-gris-con-manta

Una ruptura sentimental marca un punto de cambio en la vida del protagonista. El hogar es uno de los espacios que trae recuerdos a quien está experimentando el proceso de duelo posterior a la ruptura. Este es un buen momento para tomar decisiones de presente. Redecorar la casa es un ejemplo de propuesta que te aporta un entretenimiento inmediato para concentrarte en un proyecto creativo y que, además, te ayudará a dar una nueva imagen a este lugar. Redecorar la casa no significa olvidar de inmediato el amor vivido, pero esta experiencia puede ayudarte a conectar más con el presente de este nuevo tiempo. ¿Cómo redecorar la casa después de la ruptura?

1. Actualiza tus necesidades

sofas-en-salon

Observa este espacio desde el nuevo punto de vista de tu situación actual. Ahora tienes más espacio disponible en casa para organizar las distintas estancias dando prioridad a tus necesidades. Por ello, elabora una lista con aquellos objetivos de decoración que te gustaría hacer realidad en este momento. Por ejemplo, tal vez quieras crear una zona de vestidor más grande para organizar tus looks en ese espacio.

2. Lettering para decorar la casa después de la ruptura

La lectura de libros de autoayuda puede despertar el interés de quien desea encontrar algunas ideas de reflexión a partir de la lectura de obras sobre superación del desamor y búsqueda de la felicidad. En un momento en el que la persona necesita expresar sus sentimientos y verbalizar su historia, las palabras también pueden convertirse en un anclaje decorativo al seleccionar algún mensaje de ánimo.

3. Guarda los recuerdos de pareja

libros-en-la-estanteria

En una ruptura de pareja puede ser recomendable aplicar el contacto cero con la otra persona, evitar la comunicación durante un tiempo si los protagonistas no formaron una familia. Pero este contacto cero va más allá de la decisión personal de borrar el número de móvil de tu ex de tu agenda de contactos.

Los recuerdos también te traen al presente la historia vivida desde las primeras citas. Por ejemplo, aquellas fotografías que decoran distintos puntos del hogar pueden ocupar ahora un lugar menos protagonista en este espacio. Este es un buen momento para destacar otros detalles en la decoración.

Este es un periodo muy emocional, especialmente en la etapa inicial del adiós. Y las emociones también influyen en la toma de decisiones sobre decoración. Si te planteas desprenderte de algunos recuerdos, antes de que llegue ese momento, intenta darte un tiempo para tomar la decisión definitiva. Puedes guardar en cajas aquellos detalles para no darles ese protagonismo en la vivienda. ¿Qué ocurre cuando una persona toma una decisión definitiva bajo el impulso de una emoción? Tal vez cambie de opinión cuando pase el tiempo y observe la situación desde un nuevo punto de vista.

4. Los pequeños cambios aportan resultados visibles

sofa-gris-con-alfombra

Algunas personas viven un proceso de mudanza cuando rompen con su pareja al iniciar una nueva etapa en otra vivienda. Sin embargo, quien continúa en ese espacio también puede sentir el efecto del cambio al añadir pequeñas novedades a la decoración de la casa dando más atención, por ejemplo, a los accesorios y complementos. Realizar cambios en este momento no significa transformarlo todo. Tal vez des una nueva distribución a los muebles del salón, por ejemplo. Quizá te ocupes ahora de posibles reparaciones pendientes de arreglar en la casa.

Este es un nuevo momento en tu vida, un periodo de transición hacia una nueva etapa. Concentrarte en este objetivo a corto plazo te aporta el efecto terapéutico de una ilusión creativa que influye en tu propio bienestar puesto que este lugar forma parte de tu rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *