Consejos para aislar puertas y ventanas


El aislamiento de puertas y ventanas es una práctica muy común, ya sea para proteger la vivienda de ruidos exteriores como de las temperaturas, impidiendo así que entre mucho frío o mucho calor y también que salga la temperatura acumulada. Hoy me gustaría escribir sobre el aislamiento térmico de puertas y ventanas, que puede hacerse de varias maneras pero que utilizando un burlete obtendrás los mejores resultados.

Con el burlete conseguirás aislar puertas y ventanas de forma eficaz, rápida y sencilla, una combinación perfecta y para la que no necesitarás una gran experiencia en bricolaje. El burlete es una pieza que se pondrá en una parte en concreto, tanto de la puerta como de la ventana, y que impedirá que entre el aire y el frío de la calle, con lo que es una opción ideal si vives en una zona de mucho frío.

Para poner un burlete en una ventana necesitarás un burlete de goma adhesiva, que será un burlete normal al que le añadirás una goma adhesiva vinílica. Esta goma es la más resistente y puedes encontrarla a la venta en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. Tendrás que limpiar primero la superficie para que la goma pueda agarrarse perfectamente y no se despegue por la suciedad. Cuando esté bien limpia, pon la goma en los laterales de los marcos de las ventanas.

Si lo que quieres es poner un burlete en una puerta, hay una gran variedad para elegir y que encajarán en cualquier tipo de puerta. Los burletes metálicos con goma de caucho son los que ofrecen una instalación más sencilla ya que únicamente tendrás que colocarlos en la parte interior de la puerta. También llevan un adhesivo así que lo único que hay que hacer es pegar el burlete en la parte inferior de la puerta, tapando con el caucho el pequeño espacio que haya entre la puerta y el suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *