Consejos para cuidar suelos de madera

local-con-muebles-y-suelo-de-madera
No es nada raro que muchas personas se decanten por la madera como material para vestir los suelos de su vivienda. Tiene la virtud de ser elegante y acogedor, además de ser un buen aislante térmico y acústico. Por eso es habitual verlo en hogares de todo tipo sea cual sea el estilo decorativo elegido.

Como todo lo que puedas tener en tu casa, requiere un mantenimiento para evitar que se deteriore antes de lo normal. El desgaste del día a día te obliga a llevar a cabo una serie de cuidados que son los que comparto contigo a continuación, así que toma nota si quieres mantenerlo como nuevo el máximo tiempo posible.

Minimiza su desgaste

Andar vas a tener que andar, eso es evidente. Sin embargo, hazlo en las condiciones que exige el cuidado del parqué. Utiliza calzado con suela de goma y no olvides lo importante que es emplear productos que velan por la salud de la madera nutriéndola y protegiéndola como es debido.

Los temidos arañazos

Mueves una mesa o una silla y te das cuenta de que no debiste hacerlo demasiado tarde. El ruido que provocan las patas te indica que algo no ha ido bien, y lo confirmas al ver que hay un arañazo que no se va. Para prevenir que eso pase, aparte de levantar las mesas y las sillas cada vez que las vayas a mover, deberías pegar protectores de fieltro para acabar con el ruido y los arañazos con el mínimo esfuerzo. Además, también se recomienda colocar una alfombra en la entrada de casa que actúe a modo de felpudo, atrapando suciedad como piedras que pueden rayar el suelo de madera.

local-con-muebles-y-suelo-de-madera

Manchas que no se van

Desgraciadamente, no todas las manchas se eliminan con facilidad. Lo primero que hay que hacer es actuar lo más rápido posible, ya que es cuando más opciones tenemos de quitarla. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el líquido puede calar en la madera hinchando y degradando la superficie, así que es un tema que hay que tomarse muy en serio.

Para evitar que las manchas sean un quebradero de cabeza, lo ideal es utilizar un producto capaz de proteger e impermeabilizar el suelo.

¿El color ya no es el mismo?

Puede pasar que el color del suelo de madera no sea igual que el del primer día. ¿Por qué? Entre otras cosas, por culpa de la humedad y el calor, que actúan debilitando el material lentamente. Por ello se recomienda que la humedad oscile entre el 40 y el 60%, mientras que la temperatura del hogar debe moverse entre los 18 y los 26ºC para no tener problemas.

local-con-muebles-y-suelo-de-madera

El brillo se va perdiendo

Es verdad que el brillo se pierde por razones obvias, pero no menos cierto es que puedes recuperarlo con relativa facilidad. Para ello debes limpiar bien el parqué o la tarima y aplicar un abrillantador con cierta regularidad. Un par o tres de veces al año puede ser suficiente.

Termino con un consejo que no todo el mundo tiene en cuenta. No existen fregasuelos especiales para el parqué por casualidad. Existen porque la lejía y el amoníaco pueden dañarlo seriamente y no protegen contra el desgaste y el roce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *