Cunas convertibles


¿Habéis escuchado hablar de las cunas convertibles? Son ideales para ahorrar dinero, entre otras cosas porque pueden adaptarse al crecimiento del bebé sin necesidad de ir cambiando los tamaños para garantizar su descanso. Este tipo de cunas son compactas y cuentan con varios elementos como cajones para almacenar o cambiadores. Conforme el bebé va creciendo se van conviertiendo en camas con cajones, armario, mesitas, etc. Eso significa que tendremos mueble para rato.

Pero… ¿cuáles son exactamente las ventajas de las cunas convertibles? ¡Veámoslas!:

– Aunque se trata de una inversión cara al principio, a la larga se amortiza y sale muy rentable. Primero tienes una cuna y luego tienes todo lo que el mueble es capaz de ofrecer.
– Hay diseños que sirven desde que nace el bebé hasta que tiene 8 años. Teniendo en cuenta que una cuna te puede durar unos 3 años como mucho, merece la pena apostar por las convertibles.
– Hoy en día podemos encontrar infinidad de diseños en el mercado, capaces de adaptarse a cualquier espacio dando respuesta a cualquier tipo de necesidad.
– Los diseños son cómodos y funcionales, están pensados para que duren muchos años, por lo que los materiales empleados suelen ser de calidad, resistentes.
– Otorgan un plus de almacenamiento que siempre se agradece en una habitación infantil, pues no hay que olvidar que suelen haber muchos juguetes de por medio.

Por último, comentaros que la cuna convertible esté homologada y cumpla con la normativa europea, algo que podréis comprobar en la etiqueta de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *