Decorar un hogar cálido y agradable


Cuando volvemos del trabajo o regresamos de unas vacaciones, al llegar a casa nos gustaría que fuera un hogar cálido y agradable, un lugar para sentirte cómodo y disfrutar del placer de estar como en casa.

Para dotar al hogar de esa sensación de calidez, debes jugar con la iluminación. Es fundamental adaptar la luz a los espacios, y luego buscar la mejor decoración para cada estancia. Debes ser capaz de detectar las ventajas de tu casa para sacarle el máximo partido. Otra opción para proporcionar calidez al espacio es pintar las paredes con tonos pastel como el salmón o el verde.

El mobiliario también es muy importante para que te sientas a gusto. Si tienes muebles con valor sentimental, seguro que te gustará tenerlos siempre a la vista para tener buenas sensaciones. Es importante que cada detalle, cada objeto de decoración diga algo de tí y de tu personalidad.

Si poco a poco creas tu hogar a tus necesidades y gustos, en ningún otro sitio te sentirás mejor en que en tu propia casa. ¡Hogar dulce hogar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *