Errores decorativos al vivir en pareja

errores decorativos al vivir en pareja
Decorar la casa con nuestra pareja y no morir en el intento es posible. En Decorablog damos fe de ello, ya que hemos sobrevivido a esta tarea. Sin embargo, durante el proceso hemos detectado algunos errores que conviene evitar, si queremos conservar a nuestra pareja, sin tener que renunciar al estilo.

Por eso hemos recopilado una pequeña guía con los errores más comunes al decorar en pareja. Si no quieres que tu nidito de amor se convierta en una pesadilla, toma nota de las claves que te proponemos en este artículo.

No tener un espacio propio

El primer error, y tal vez el más importante, es no reservar un espacio propio en casa. Un rincón de lectura, un pequeño huerto urbano, un espacio de trabajo, un taller de costura… No importante cuáles sean tus hobbies o tus aficiones, todos necesitamos un espacio propio y personal.

Algo así como un refugio al que acudir para reencontrarnos con nosotros mismos y desconectar del estrés y de la rutina del día a día. Así que, antes de decorar, conviene distribuir los espacios y reservar un ambiente personal para cada miembro de la pareja.

errores decorativos al vivir en pareja

No escoger bien las piezas básicas

Los armarios, el sofá, la mesa de comedor, los electrodomésticos principales, la cama, el colchón, etc. En todas las viviendas hay una serie de muebles y piezas básicas que conviene escoger con especial cuidado.

Estas piezas son una inversión, ya que esperamos disfrutar de ellas en casa durante mucho tiempo. Por eso debemos negociar la elección de las mismas. Hay que intentar llegar a un acuerdo y no dar por supuesto las cosas.

A veces aprovechamos algún mueble del piso anterior, con la esperanza de que le guste a nuestra pareja. Este es otro error frecuente. El secreto para decorar en pareja es hablar, compartir opiniones y buscar soluciones para que ambas partes estén cómodas en su casa.

errores decorativos al vivir en pareja

Invadir los espacios comunes

Cada persona es un mundo. Puede que tú seas súper organizada y tu pareja, al contrario que tú, viva feliz en su desorden personal. O viceversa. Sin embargo, por respeto a la otra persona, hay que despejar las superficies comunes, como por ejemplo la mesilla de noche. Este mueble es un foco de desorden natural donde acumulamos todo tipo de cosas. La novela, el vaso de agua, el despertador, el móvil y los cables para cagar la batería…

¿La solución? Asignar un espacio para cada miembro de la pareja para guardar nuestras cosas, ya sea ropa o artículos personales. Dividid los cajones, estanterías, baldas, armarios y demás soluciones de orden para que cada uno almacene sus cosas, según su criterio.

No tener en cuenta la opinión de la pareja al decorar

La casa es nuestro refugio íntimo y por eso debemos sentirnos a gusto. La forma de conseguirlo es decorar y personalizar los espacios con nuestro propio estilo. Es decir, un error muy frecuente es dejar que nuestra pareja se ocupe de la decoración. Lo ideal es que la casa tenga un poco de ambos.

errores decorativos al vivir en pareja

No ir de tiendas juntos

Otro error muy común al decorar en pareja es no ir de tiendas o no consultar los catálogos con nuestra pareja. Si tienes pensado dejarlo todo en manos de tu pareja, entonces ya sabes a lo que te expones. Pero luego olvídate de quejas.

¿La solución? Reservar uno o varios días para visitar comercios y echar un vistazo a tiendas online, catálogos y revistas. No olvides que amueblar y decorar la casa es una tarea de ambos y no de uno solo.

Artículo recomendado: Consejos para decorar la casa en pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *