Los mejores colores para una decoración nórdica

casa-de-estilo-nordico
¿Tú también eres de los que suspiran por la decoración nórdica? ¡Normal! Es un estilo decorativo muy bonito al que le queda cuerda para rato, motivo por el cual no nos cansamos de darte consejos relacionados con sus principales características.

Si quieres que los colores elegidos te ayuden a conseguir esa atmósfera scandi que tanto tiempo llevas buscando, te recomiendo que tomes nota de todo lo que te contamos a continuación. ¿Empezamos?

El blanco manda

ambiente-estilo-nordico
No un color que sobreviva mejor al encanto nórdico. El blanco, por su luminosidad y por lo bien que combina con otros colores, se convierte en la estrella de cualquier estancia. De hecho, no solo se deja ver en paredes, muebles y complementos, sino que también puede teñir el parqué. La clave está en saber utilizarlo y en buscar ciertos detalles en negro que actúen como contraste.

Los tonos neutros son bienvenidos

estilo-nordico-con-toques-gris
De la misma forma que el blanco es recomendable por su pureza, los tonos neutros tienen mucho que aportar por lo bien que se llevan con él y porque nunca pasan de moda. Son los que mejor se adaptan a cualquier estilo decorativo, y el nórdico en este caso no es una excepción. El gris y el beige pueden darnos muchas alegrías si sabemos utilizarlos combinados con el blanco.

La madera como elemento protagonista

salon-estilo-nordico
Si el blanco es el color que lleva la voz cantante, la madera es el material que más veces se repite en una habitación scandi. ¿Qué significa eso? Que la combinación del blanco y el color madera (a poder ser madera clara) es una constante en este estilo. De hecho, en un mismo producto podemos encontrar dicha combinación, como es el caso de los muebles de madera o las lámparas que tienen las patas pintadas en blanco.

Destellos de color

decoracion-estilo-nordico-colores-pastel
Hay quienes dicen que no se suben al carro de la decoración nórdica por aburrimiento, porque todo les parece igual. Sin embargo, hay que decir que en el abecé del estilo scandi no aparece por ninguna parte una restricción que nos impida utilizar colores más vivos. Eso sí, hay que hacerlo con cabeza y en cuentagotas, ya que podemos caer en el error de restar protagonismo a la calidez que es capaz de transmitir el blanco cuando se mezcla con la madera.

Eso significa que hay que reservarlo para complementos como cuadros, jarrones, portavelas… En ese sentido son bienvenidas las plantas y las flores, que por cierto se llevan muy bien con las fibras vegetales, que como material es uno de los más recomendables para vestir ambientes de estilo nórdico. Hay plantas de interior muy resistentes que nos ayudan a llenar de color y naturalidad nuestro hogar, algo que siempre se agradece.

Articulo recomendado: Guía para una decoración de estilo nórdico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *