Mantenimiento para una casa de madera


Las casas de madera son muy atractivas y confortables, eso no se puede negar. Sin embargo, conllevan consigo una serie de tratamientos previos y posteriores para evitar que la esctructura se deteriore. Afortunadamente, hoy en día la madera, antes de comercializarse, es sometida a una serie de tratamientos que hacen que esta pueda permanecer prácticamente intacta con el paso de los años. Según la Asociación de Fabricantes y Constructores de Casas de Madera de España (AFCCM), con un sólo tratamiento en la vida es suficiente:

La tecnología actual permite secar y tratar la madera en origen para que, una vez instalada, conserve las prestaciones necesarias para que no se produzcan movimientos de la madera ni ataques de hongos o xilófagos.

Lo que sí hay que hacer es llevar a cabo un proceso de redecoración exterior, que consiste en aplicar un lasur cada 4 o 5 años. Los lasures están disponibles en varios colores y nos ayudan a mantener prefecta la madera. Veremos que ésta nunca pierde su color original a pesar del paso del tiempo.

En cuanto al tratamiento de la zona interior, también hay que aplicar lasures a poro abierto, asi como también barnices al agua, poliuretanos o esmaltes. Para que os hagáis una idea, por cada 10 metros cuadrados de madera necesitaréis un litro de lasur. Gracias a este tratamiento, la madera no sufrirá tanto con la humedad que se suele instalar en el material. Así, de paso, evitaremos la proliferación de hongos, moho y bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *