La música en forma de esferas

Pieter Maes, prestigioso diseñador belga, nos ha vuelto a sorprender con una de sus últimas novedades. Se trata de una esfera formada por una veintena de altavoces colocados en forma de esfera y que recuerda a las pelotitas de ventosas que los niños lanzan para pegarlas en ventanas, muebles y paredes.


Su colocación permite que el sonido abarque los 360º del espacio que rodea al oyente, lo que hace que se capte una percepción sonora perfectamente tridimensional y envolvente. Además, lo mejor de todo es que tan sólo lo consigue con un dispositivo, sin la necesidad engorrosa de distribuir una docena de altavoces por todo el salón.

En su página web (www.pietermaes.com) comenta que ha sido creado con una estructura similar a la de una tela de araña. Pese a que no comenta nada al respecto, Maes deja entrever que podemos conseguir el mejor rendimiento colocando el bafle suspendido en el aire, colgándolo del techo, consiguiendo así que el sonido fluya de forma libre por todas las direcciones.

Sillón de boxeador


Si hace unos días te sorprendíamos presentandote una silla de boxeo, ahora te presentamos un sillón con forma de guante de boxeo. Se trata de un modelo muy original creado para los más atrevidos y deportistas.

Simula un guante de boxeo con dimensiones enormes que te permitirán estirarte sin ningún tipo de problema. Relajarte encima de él te será muy fácil y cómodo. Lo que quizás pueda incomodarte más es su precio, algo más caro incluso que la silla de boxeo. A pesar del precio, si estabas buscando un sillón rojo con tonalidades blancas no te lo pienses más, esta es tu oportunidad.

Silla de boxeo para quedarte K.O.

El mundo del boxeo llega a nuestros hogares. Quien se pensaba que lo había visto todo en cuanto a sillas o sillones, quizás se sorprenda al ver esta nueva silla llamada «Argument chair». Sin duda, un complemento que no puede faltar en ningún hogar de todo boxeador que se precie.

Hecho a base de guantes de la marca Everlast, está fabricado sobre una estructura de níquel y sus patas se adaptan a cualquier superfície gracias a su fácil ajustabilidad que permite que encontremos la estabilidad deseada para cada momento.

Conseguir hacerse con esta singular relíquia puede resultar algo caro, pues su precio se sitúa alrededor de los 6.000 dólares (algo más de 4.000 euros). Eso sí, nunca sentir un guante de boxeo tocando nuestro cuerpo nos resultará tan placentero.