Pequeños detalles para lograr un hogar más agradable

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

detalles-decoracion-agradable
Muchas veces no hace falta gastar mucho dinero para darle una vuelta a la decoración de tu vivienda. Se trata de introducir pequeños detalles que den ese toque especial y diferente a tu hogar. Las ideas que te traemos a continuación están destinadas a que esos detalles le confieran a tu vivienda un aire mucho más agradable y acogedor. Basta con muy poco para lograr mucho. ¿Te apetece descubrir de qué manera lo puedes hacer en tu propia casa?

Crea un vestidor

Si tienes una habitación en casa que no utilizas para nada o que es muy pequeña para convertirla en un dormitorio, ¿por qué no haces en ella un vestidor? Te ayudará a mantener más ordenado y despejado tu dormitorio, por lo que favorecerás también el descanso en esta estancia. Coloca baldas en las paredes, cestos de mimbre o cajas de madera… Un buen sistema de almacenaje perfecto para mantener la organización de todas tus cosas.

Los textiles

Según cómo utilices los textiles en tu vivienda conseguirás crear un entorno muy acogedor. En el dormitorio sobre todo. Apuesta por tejidos de calidad para la ropa de cama, tanto para las sábanas como las fundas, cojines y cortinas. El algodón es una de las telas más agradables. Puedes incluso añadir una amorosa mantita a los pies de la cama para darle ese toque confortable a la habitación. Lo mismo sobre el sofá o sobre un sillón.

textiles-agradables

Un orden casual

Pocas cosas hay más agradables que una casa ordenada. Con la idea anterior del vestidor ya hemos visto una forma de conseguirlo, pero esto has de trasladarlo a todos los rincones de tu hogar. Sin embargo, tampoco una casa impecable es tan agradable como aquella en la que hay pequeños detalles de vida, de esos que nos indican que alguien pasa su día a día en ella. Por eso, introduce sutiles toques casuales pero perfectamente estudiados como esa manta revuelta a los pies el sofá o un libro sobre una mesita. Será mucho más cálido pero todo seguirá en su sitio. Eso sí, la limpieza es imprescindible mantenerla siempre.

Menos es más

Para lograr ambientes agradables te recomiendo que te guíes por una de mis máximas preferidas: menos es más. Estancias recargadas, estanterías llenas de cosas, paredes plagadas de cuadros o habitaciones con muchos muebles y objetos decorativos no son precisamente acogedoras ni agradables. Apuesta por una decoración sencilla en la que introduzcas esos pequeños toques que aporten personalidad y calidez al ambiente.

Flores y plantas

Para darle ese toque agradable a tu decoración nada como vestir tus estancias con flores y plantas. Ese aire natural que proporcionan hacen que cualquier rincón se vuelve muy acogedor y especial. Son alegres y aportan calidez y frescura al ambiente.

detalles-plantas

Crea rincones especiales

En el lugar que más te guste, en el salón, en un dormitorio, en la terraza… Crea ese rincón especial que acaparará todas las miradas e impregnará toda tu casa de esa sensación agradable y acogedora. Puede ser un espacio para la lectura o el relax, una zona exterior donde disfrutar de una buena velada en compañía… Ten en cuenta la iluminación de este lugar para que sea lo más confortable posible y también el uso de materiales naturales como la madera o el algodón, por ejemplo.

Los aromas de tu hogar

Si consigues poner en marcha tus cinco sentidos conseguirás crear una decoración de lo más agradable con pequeños detalles que marcarán la diferencia. No pases por alto el olfato y haz que tu casa tenga ese aroma que evoque serenidad. Prueba con la lavanda o la vainilla, por ejemplo.

Artículo recomendado: Detalles para dar más calidez al hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *