Tres ventajas del mármol en la cocina

marmol-blanco
El mármol es uno de los materiales que puede embellecer la cocina, un lugar que ha ido ganando protagonismo hasta convertirse en un nuevo cuarto de estar, que puede estar abierto al salón como muestra la tendencia de los espacios abiertos, o constituir una zona independiente. Más allá de la estética de los productos empleados en decoración, los materiales son especialmente significativos porque de ellos depende también la elección del mobiliario, por ejemplo. La imagen del mármol es, por sí misma, representativa de la belleza de un lugar. El mármol puede estar perfectamente integrado en la cocina. ¿Cuáles son las ventajas de esta decisión?

Condiciones de la cocina

marmol-en-cocina
La cocina es un lugar con unas características ambientales particulares en esta zona de trabajo en la que el cocinado es una de las rutinas habituales. Las altas temperaturas que pueden derivarse de la preparación de los menús hacen que sea muy importante seleccionar materiales que resisten esta circunstancia sin perder calidad en su imagen a partir del paso del tiempo. El mármol es un ejemplo de producto que más allá de su belleza interna, es práctico en la cocina.

El hecho de que el mármol resista a las altas temperaturas no significa que deba someterse de forma intencionada al contacto con el calor puesto que conviene protegerlo adecuadamente.

Uno de los posibles inconvenientes del mármol es el precio. La inversión derivada de la integración de este material en la decoración de la cocina es más alta que aquella que se precisa en un proyecto que integra un plan alternativo. Sin embargo, puedes observar esta inversión en la perspectiva del corto plazo o hacerlo en su potencial de futuro. En ese caso, el mármol es un material que puede acompañarte durante muchos años en la casa. Y, desde esta visión, la inversión inicial adquiere otra dimensión.

De hecho, el envejecimiento asociado al paso de los años favorece la estética del mármol. Puedes integrarlo en pequeñas dosis combinando esta propuesta con el acabado de los muebles. Por ejemplo, con la madera.

No pasa de moda

material-marmol
Las tendencias de cocina también se actualizan a través de aquellas modas que se convierten en protagonistas de forma principal en el presente. Sin embargo, las tendencias son cíclicas. Algo puede estar de moda en un momento y perder luminosidad en otro instante. Esto no ocurre con el mármol como material que trasciende a la tendencia porque su elegancia es universal.

Además de ser un material que trasciende a la puntualidad de la tendencia reforzada a través del marketing, este es un material que también está disponible en distintos tipos y matices. Por ello, puedes concretar tu elección entre un amplio catálogo de opciones. Si te gusta esta idea, elige aquella propuesta que más te gusta y que mejor armoniza con el conjunto de tu cocina. Observa el arte inherente a cada pieza por medio del color principal y las vetas de otra tonalidad que la definen formando un mapa visual.

Una encimera de mármol, por ejemplo, es una auténtica joya de interiorismo porque no existen dos propuestas que sean idénticas entre sí. Cada diseño es individual en su resultado final a través de su propia naturaleza. Esto incrementa el valor del mármol en la cocina. El mármol en blanco y gris es uno de los más demandados actualmente. ¿Cuál es tu opción preferida para este lugar de la casa?

Belleza sencilla

encimera-de-marmol

Por tanto, el mármol es una tendencia atemporal en la decoración de cocinas porque este material está acompañado por la característica de la permanencia y se adapta a las condiciones ambientales de este cuarto de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *